Capacitación para infraestructura

La ANI y el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) firmaron un acuerdo con el fin de educar a 500 mil colombianos para construir la Cuarta Generación de Concesiones Viales, valorada en $47 billones.

Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI; Cecilia Álvarez, ministra de Transporte, y Gina Parody, directora del Sena, durante la firma del convenio, realizado en Bogotá. / David Campuzano

La firma de Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI); la aprobación de la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, y la presencia de Gina Parody, directora del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) sellaron el convenio entre las tres entidades con el propósito de formar a los colombianos que se encargarán de construir las calzadas del país en la segunda mitad de la presente década.

“El programa es histórico para Colombia, así como esta alianza que estamos realizando con el Sena, gracias a la cual se formarán quienes estarán a cargo de la construcción de las vías con las que el país cerrará la brecha que arrastra en su infraestructura”, dijo Andrade.

La Cuarta Generación de Concesiones incluye más de 47 proyectos, pretende disminuir un punto en la tasa de desempleo —que actualmente está en 9,3%— y emplear a más de 500 colombianos de 10 ciudades del país en las que se iniciarán obras. Los directivos aseguran que es el programa de infraestructura más ambicioso del país porque contempla inversiones superiores a $47 billones y la intervención de más de ocho mil kilómetros de carreteras nacionales en 24 departamentos.

“Este será el mayor motor de empleo y desarrollo de Colombia. Esperamos un crecimiento anual de 1,5% en el Producto Interno Bruto. Durante el período de obras, entre 2015 y 2020, se generará empleo para ayudar a los más pobres de las regiones. Por eso el compromiso con la responsabilidad para que las oportunidades lleguen a las personas que realmente están dispuestas a aprender y a aportar con sus conocimientos en el desarrollo del país”, agregó Andrade.

El Sena desarrollará procesos de formación, capacitación y certificación del recurso humano que se ubica en las zonas de influencia de los proyectos de concesión y de esta manera esperan que se constituya en el principal generador de empleo rural. Los colombianos formados ocuparán cargos como operadores de excavadora, vibrocompactador, robojet, grúa telescópica pesada, tractor agrícola, mecánico de maquinaria y conductores de obra, entre otros.

“Nos estamos esforzando por formar ciudadanos para el trabajo, no para el desempleo. Queremos que cuando salgan ya puedan ser profesionales que están vinculados a distintas áreas de la economía. Por eso desde hace ocho meses hemos estado buscando desde el Sena cómo acelerar estos procesos. Esta es la alianza número 500, pero sin duda es la más importante, porque hasta hoy llevábamos 70 mil empleos”, aseguró Gina Parody.

Añadió que la próxima semana hablarán con los concesionarios que han sido preseleccionados, para conocer sus estándares de calidad, analizarán tramo por tramo y harán el inventario de empleados que necesitan capacitar. La formación empezará en febrero en los distintos centros de capacitación que tiene la entidad en el país. Parody afirma que “ya tenemos los instructores y buena parte de la maquinaria que necesitamos”.

“Todo el proceso de inscripción lo vamos a hacer por medio de la Agencia Pública de Empleo, que ha generado más de 130 mil trabajos sin palanca. De esta manera logramos eliminar la tercerización de empresas que inescrupulosamente quieren aprovechar este tipo de programas. Los interesados también pueden registrarse por el call center del Sena o presencialmente en las principales oficinas de la Agencia”, agregó.

Por su parte la ministra de Transporte indicó que “la Cuarta Generación de Concesiones tendrá un importante impacto en la reducción de desempleo. Con la formación que liderará el Servicio de Aprendizaje aseguramos que las oportunidades de trabajo se queden en las regiones donde ejecutaremos las obras”, y adicionó: “la construcción de las vías empieza en 2015. El próximo año se adjudican y se compran los predios. El periodo de construcción será de cinco años (2015-2020), tiempo en el que no sólo se beneficiarán las personas de los pueblos, sino además sectores como la industria del cemento, que va a crecer”.

[email protected]

@MarceDiaz20