Capriles presenta propuestas para intentar atenuar crisis económica venezolana

Su primera recomendación apunta a reactivar los parques industriales, actualmente paralizados por la falta de materia prima, con la finalidad de reducir las importaciones.

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles.

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, enumeró algunas medidas que estima que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro debe adoptar ante la crisis económica, pero advirtió que no vislumbra voluntad de cambio.

"La crisis económica parece que llegó para instalarse en nuestra Venezuela, sin que veamos intención del Gobierno de resolverla", dijo en su artículo dominical de prensa.

El modelo económico de la Revolución Bolivariana, "que a todas luces fracasó", dijo, es el mismo que rigió en la extinta Unión Soviética, con los medios de producción "solo en manos del Estado, en el que se expropian empresas, confiscan empleos y en el que se ve al esfuerzo privado como un enemigo".

Capriles, que ha participado en el diálogo político convocado por Maduro resistido por otros sectores opositores, recordó que el Gobierno ha anunciado "con bombos y platillos una ofensiva económica, con la que buscan equilibrar y corregir el desbalance de un modelo que fracasó y que por consiguiente no da para más", y en ese sentido recomendó algunas políticas generales.

"Somos los primeros interesados en apostar al éxito de esas medidas, pero el Gobierno debe hablarle con la verdad a los venezolanos. Es hora de afrontar la dura realidad y asumir responsabilidades, pero lo más importante es tiempo de rectificar", sostuvo.

Su primera recomendación apunta, dijo, a "reactivar los parques industriales, actualmente paralizados por la falta de materia prima, con la finalidad de reducir las importaciones e impulsar un plan de infraestructura nacional que estimule el empleo".

"Es urgente revisar el estado de las tierras expropiadas y reactivar el campo venezolano" y "es clave apoyar a nuestros pequeños y medianos emprendedores, sin importar cómo piensen, otorgando facilidades para acceder a créditos productivos e incentivos fiscales para las nuevas inversiones", añadió.

En ese sentido, Capriles calificó de "ineludible el trabajo mancomunado" entre los sectores público y privado.

También recomendó "promover la capacitación de la fuerza trabajadora", para lo cual, subrayó, "hay que invertir en la educación".

Asimismo, que se impulse "una política económica transparente, responsable y sostenible, que estimule la inversión, eleve el poder adquisitivo y genere empleos de calidad para todos por igual".

"En definitiva -remató-, la crisis económica en nuestro país se combate con mucha producción nacional. Nuestra Venezuela tiene todos los recursos naturales y el mejor recurso humano para ser la nación más productiva del mundo".

Adicionalmente al diálogo político y siempre en el marco de una denominada "Conferencia de Paz", el Gobierno mantiene diálogos con el empresariado privado, al cual anunció el jueves pasado el pago parcial de las divisas que adeuda por importaciones en el marco del control estatal de cambio que rige desde 2003.

Maduro también puso a disposición del empresariado grandes fondos del Estado, siempre advirtiendo que debe respetarse la ley de "precios justos" que rige en las ventas al público.

Tras los anuncios, el Banco Central reveló que la inflación en marzo fue de un 4,1 % y de 10,1 % el acumulado de 2014, lo que augura al menos la repetición del 56,2 % de la aceleración de precios y tarifas de todo 2013.