Cáritas alerta de la pobreza extrema en una España en incipiente recuperación

Tres millones de personas sobreviven con menos de 307 euros al mes en la sociedad española.

www.publico.es

La organización católica Cáritas alertó este jueves sobre la creciente pobreza y desigualdad en España, con 3 millones de personas en situación de pobreza extrema, mientras el gobierno conservador anuncia repetidamente el inicio de la recuperación económica.

Según un informe revelado este jueves por la asociación caritativa, tres millones de personas sobreviven con menos de 307 euros al mes en la sociedad española, donde un 21,1% de los ciudadanos se encuentran por debajo del umbral de la pobreza (7.355 euros anuales) y un 26,26% de la población activa está desempleada.

Los datos contrastan con el mensaje optimista lanzado por parte del Ejecutivo del primer ministro Mariano Rajoy, que anunció a finales de septiembre que España, tras dos años en recesión, saldría de ella en el tercer trimestre.

"Cuando muchos analistas, políticos y economistas hablan de la luz al final del túnel, lo que el observatorio de la realidad nos muestra es que estamos en el túnel de la injusticia y la pobreza. Vivimos en una sociedad con un riesgo real de fractura social", aseveró Sebastián Mora, secretario general de Cáritas, en una rueda de prensa en Madrid.

"Nos podemos encontrar con unos números macroeconómicos muy buenos y mucha gente que no es capaz de salir adelante", añadió.

El informe del Observatorio de la Realidad Social, presentado este jueves por la organización, señala que la diferencia entre ricos y pobres aumenta aun más en España que, según un estudio del banco Credit Suisse, contaba en 2012 con 402.000 personas con más de un millón de dólares en 2012, 47.000 más que el año anterior.

"Se incrementa la desigualdad en España, con el valor más elevado de toda Europa: el 20% de la población más rica concentra 7,5 veces más riqueza que el 20% más pobre", dice el informe de Cáritas.

El problema corre el riesgo de cronificarse dado el incremento de los parados de larga duración o incluso, señala la asociación, intensificarse por el agotamiento de las ayudas económicas y las políticas de ajuste y recortes que crean "un caldo de cultivo para la irrupción de una segunda oleada de empobrecimiento".

"Empieza a cundir una sensación de desasosiego y de impotencia", lamentó el secretario general de Cáritas.

Este desánimo, alertan, podría estar trasladándose a los círculos familiares, apoyos fundamentales en España durante los primeros coletazos de la crisis, que parecen empezar a desfondarse por el agotamiento de los ahorros y el desgaste emocional que provoca mantener durante años a los más allegados.

El debilitamiento del apoyo familiar podría agudizarse debido a la reciente reforma del sistema de pensiones aprobado por el gobierno conservador, que desliga su revalorización del alza de los precios provocando, según muchos analistas, una reducción del poder adquisitivo de este colectivo.

"Hay familias enteras que viven de la pensión del jubilado (...) La afectación (de esta reforma) va a ser no solo a las personas pensionistas sino en las familias que esos pensionistas están sustentando hoy por hoy", apuntó Mora.

De momento, este colectivo parece de los menos afectados por esta situación, con una tasa del 16,9%, un dato que Cáritas explica por el empobrecimiento general de la población, que ha permitido a muchos jubilados ubicarse por encima del umbral de la pobreza.

En cambio, entre los grupos de población más afectados se encuentran los desempleados, las familias monomarentales, los niños (un 26,7% de los menores de 16 años están en situación de pobreza) y los inmigrantes, que representan casi la mitad de los 1,9 millones de personas que la organización atendió en 2012 en España.

 

últimas noticias

Comenzó el Smart City Business en Medellín