La cartera se mantiene estable

Según el último reporte de Estabilidad Financiera, el panorama de las actividades de los establecimientos de crédito es positivo.

Luego de la desaceleración que se venía presentando desde finales de 2011, la cartera volvió a recuperar su ritmo y los resultados son consecuentes con la estable evolución que han mostrado los indicadores de calidad y de mora con respecto al año pasado. Según el más reciente reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República, "la cartera bruta creció a una tasa real anual de 13,3% en junio del año en curso, cifra superior a la observada en diciembre de 2012 (12,5%)".

El documento reveló además que los empresarios del sector corporativo privado poco están pidiendo préstamos y que el mayor desempeño está en los altos niveles de endeudamiento y en la carga financiera de los hogares. De acuerdo con el Emisor, las distintas clases de entidades presentan un moderado crecimiento en las pérdidas potenciales por riesgo de mercado.

Este comportamiento se explica por el alto uso de créditos de consumo distintos de las tarjetas de crédito, pues en los últimos meses se han registrado mayores exigencias por parte de las entidades financieras para aprobar préstamos. También, se debe a que la situación económica de los hogares es favorable según los indicadores de niveles de riqueza y de expectativas de los consumidores.

Asimismo dejó ver que la disminución en el ritmo de crecimiento del margen de intereses y la caída de ingresos por valorización de inversiones provocó que la utilidad de los últimos 12 meses registrara menor dinámica que en 2012, en los pasivos resaltó el incremento de los bonos y los depósitos de cuentas corrientes y de ahorros. El reporte mostró que el crecimiento de las instituciones financieras no bancarias tuvo menor movimiento dentro del marco de desvalorizaciones de deuda pública como consecuencia del anuncio que en el primer semestre de 2013 hizo la Reserva Federal de Estados Unidos (FED).

A propósito, Carlos Raúl Yepes, presidente de Bancolombia el 9 de julio de este año en entrevista con El Espectador dijo que la volatilidad le había pasado factura a todo el sistema financiero del país: "Hemos tenido dificultades como las que ha atravesado el sistema financiero global a raíz de los anuncios de la Fed en Estados Unidos. La volatilidad nos ha afectado a todos. Formamos parte del negocio y tenemos que tener cuidado y prudencia".

Por su parte, Efraín Forero, presidente de Davivienda contó hace unos días que "también nos vimos tocados. La afectación en los portafolios fue de carácter universal en todas las economías emergentes y con ello en todos sus bancos. A nosotros nos afectó y tuvimos unas pérdidas en nuestro PyG (balance de pérdidas y ganancias) del orden de $190.000 millones. Pero creo que las pérdidas también se sintieron en todas las entidades que tenían portafolios. La diferencia es que algunas estuvieron registradas en el PyG y otras en valorización".