Casa Blanca rechaza propuesta republicana para reducir el déficit

Funcionarios señalan que se está golpeando a la clase media.

Barack Obama pide a los ciudadanos que presionen al Congreso, a través de las redes sociales, para forzar un acuerdo bipartidista que impida al país caer en el llamado "precipicio fiscal" / EFE
Barack Obama pide a los ciudadanos que presionen al Congreso, a través de las redes sociales, para forzar un acuerdo bipartidista que impida al país caer en el llamado "precipicio fiscal" / EFE

La Casa Blanca rechazó la propuesta planteada por los republicanos para reducir el déficit presupuestario y evitar así el temido "precipicio fiscal", ya que, en su opinión, "golpea" a la clase media, y exigió a los republicanos "seriedad" y un "enfoque equilibrado".

"La carta republicana divulgada no supera la prueba del equilibrio. De hecho, realmente lo que hace es prometer tipos impositivos bajos para los ricos y golpear a la clase media", indicó Dan Pfeiffer, director de comunicaciones de la Casa Blanca.

El funcionario reiteró en un comunicado que el presidente estadounidense, Barack Obama, "no está dispuesto a comprometer los principios de justicia y equilibrio que implica el pedir a los más ricos pagar mayores impuestos".

Pfeiffer respondía así a la propuesta de reducción del déficit presupuestario enviada el lunes por carta a la Casa Blanca por parte del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

La propuesta republicana incluye una subida de los ingresos federales de 800.000 millones de dólares a través de la supresión de exenciones y deducciones, frente a los 1,6 billones planteados por Obama; y el recorte de US$600.000 millones en programas de seguridad social, en contraste con los 350.000 millones del plan demócrata, en los próximos diez años.

No obstante, el alza de impuestos para los hogares con ingresos de más de 250.000 dólares anuales continúa siendo el principal escollo para alcanzar un acuerdo.

Obama ha dicho que vetará cualquier plan que no lo incluya y los republicanos han vuelto a reafirmar su intención de no subir los impuestos a ningún ciudadano.

"Mientras los republicanos en el Congreso no estén dispuestos a ponerse serios y pidan a los más ricos que paguen unos tasas ligeramente más altas, no seremos capaces de alcanzar el enfoque significativo y equilibrado para la reducción del déficit que necesita nuestra nación", agregó Pfeiffer.

A menos de un mes para que entre en vigor la temida combinación de agudos recortes en el gasto y subida de impuestos conocida como "precipicio fiscal", demócratas y republicanos han rechazado mutuamente sus respectivas propuestas y el acuerdo no parece cercano.  

Temas relacionados
últimas noticias

La distorsión del microcrédito