Caso interbolsa: Gobierno firma extradición de comisionista clave

Se trata de Carlos Eduardo Leyton.

El 13 de marzo la Corte Suprema de Justicia dio concepto favorable respecto al envío de Carlos Eduardo Leyton Sinisterra a Estados Unidos.  En noviembre pasado, el cuestionado corredor, de 48 años de edad, fue capturado con fines de extradición.

De esta forma se dio fin a una carrera con bastantes altibajos. Hasta ese momento Leyton había sido representante legal de tres corredoras de bolsa que terminaron intervenidas por la Superintendencia de Valores por engaños y malos manejos del dinero de sus clientes: Agronegocios S. A., Intervalores S. A. y Proyectar Valores. Esta última cuestionada, además, por mover dineros del cuestionado clan Nule. Ahora Leyton se prepara para enfrentar la justicia estadounidense.

Leyton ofició como representante legal o directivo, entre 2005 y 2011, de tres empresas comisionistas que fueron intervenidas por el Estado por operaciones riesgosas con el dinero de sus clientes: Agronegocios S.A., Intervalores S.A. y Proyectar Valores. De esta última es gestor Juan Carlos Ortiz —investigado por el caso Interbolsa y el Fondo Premium, a donde fueron a parar US$174 millones de los que no se volvió a tener noticia—, quien hoy oficia como el hombre detrás del poder en el equipo de fútbol Los Millonarios.

Carlos Eduardo Leyton y su mano derecha, la comisionista Fanny Esperanza Gil, utilizaron cuentas bancarias estadounidenses, un negocio en Florida y expedientes comerciales falsos para obtener “el permiso del gobierno colombiano para recibir dólares en una cuenta de Intervalores”. Lo más sofisticado de esta investigación del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos es que la firma Logistical Engineering, la empresa fachada a través de la cual la mafia legalizaba el lavado en Florida, fue creada por agentes norteamericanos y estuvo durante años bajo su control y vigilancia. Leyton y su círculo cayeron redondos. Estados Unidos supo siempre el destino de los dineros y se tomó su tiempo para recoger las pruebas.

Además, un informante confidencial que tenía trato con Leyton y Gil aportó información extra sobre la megaoperación de lavado en las entrañas de la Bolsa de Colombia.

Los seguimientos comenzaron en 2004 cuando empezó a moverse el dinero a través de Logistical Engineering. El informante le proporcionó al comisionista Manuel Madero la cuenta bancaria de esta supuesta firma de servicios técnicos y de ingeniería, haciéndole creer que por allí podía legalizar los recursos del narcotráfico. Uno a uno pasaron por allí los corredores procesados en EE.UU.

Conozca aquí toda la historia sobre los corredores de la mafia

 

 

Temas relacionados