Cerro Matoso pierde $1.500 millones diarios por paro

Los trabajadores sindicalizados del único productor de Níquel en Colombia entraron en huelga indefinida tras cambios en los horarios laborales.

Archivo
El último cese de actividades registrado en la mina de Cerro Matoso, ubicada en Córdoba, fue en 2008 y duró 36 días, en esa época los trabajadores solicitaban un aumento del 9% en sus salarios, siete años después, las reclamaciones se generan por cambios en los horarios de turno de los empleados por aumento de cuatro horas en la jornada.
 
El sindicato de la mina, sintracerromatoso,  protesta porque tradicionalmente en esta empresa las actividades se han desarrollado en tres turnos, ahora la entidad ha implementado un nuevo esquema de cuatro días de trabajo con dos jornadas diurnas continuas de 7 a.m. a 7 p.m.  y  de jornadas nocturnas de 7 p.m. a 7 a.m. por cuatro días de descanso.  
 
De acuerdo con Marcos Mejía, gerente de Asuntos Laborales de Cerro Matoso, la finalidad de este cambio de turnos se realiza para bajar los costos unitarios y poder mejorar su productividad.
 
“Desde el año pasado se han venido desarrollando tareas para lograr este objetivo, y una de ellas era pasar a turnos que fueran más eficientes”, dijo Mejía añadiendo que Cerro Matoso es la única compañía minera que trabaja en turnos de ocho horas frente al resto del sector a nivel mundial que trabaja en lapsos de 12 horas.
 
El gerente de Asuntos Laborales agregó que al implementar el nuevo modelo de turnos, la productividad de la mina se eleva en un millón 200 mil  toneladas más al año.
 
“Para nosotros este cambio es vital porque actualmente el precio del níquel está por debajo de los US$ 6 la libra, lo cual hace casi inviable la operación de la mina. Por eso es urgente que Cerro Matoso tome medidas para bajar los costos”.
 
Domingo Rafael Hernández García, presidente de sintracerromatoso ha dicho que la empresa no puede a costa de los trabajadores ganar productividad y bajar costos.
 
Por su parte, las directivas de la mina han expresado que los turnos de 12 horas no van en contra de la salud de los trabajadores y que un piloto realizado a finales del año pasado demostró que sí se elevaba la rentabilidad de la compañía. Contrario piensa el sindicato quien ha dicho que con este modelo, los empleados estarían más horas expuestos a los factores de riesgo que tiene la extracción de níquel.
 
Alejandro Quintana, vicepresidente de Recursos Humanos, manifestó que en diciembre se realizará una negociación colectiva con los trabajadores y en ese momento, se trataran temas de magnitudes mayores como la reducción de costos para poder permanecer en el mercado.
 
El funcionario puntualizó que por cada día de paro, la mina deja de producir 115 toneladas de níquel y unas pérdidas diarias de aproximadamente $1.500 millones en costos fijos, sin contar los contratos de demanda de energía y las regalías que percibe la Nación por actividad extractiva.
 
Sintramineros, el otro sindicato que hace presencia en Cerro Matoso y que alberga a 200 afiliados, no apoya la huelga. Las partes siguen buscando solución para que los 1.100 empleados de la mina cuenten con garantías laborales en épocas de ‘vacas flacas’ para el sector minero.
 
La mina propiedad de la empresa australiana BHP Billiton Ltd, produjo el año pasado 42 mil toneladas de níquel y para este 2015 la previsión bajó a 39 mil toneladas. La compañía espera una autorización de expansión en un sector denominado ‘La Esmeralda’, de darse este permiso la producción llegaría en cinco años a 33 mil toneladas y de ser negada esta cifra se alcanzará en tan sólo tres años.
 
Temas relacionados