Nace plataforma para seguir el pulso al asesinato de líderes sociales y el futuro de excombatientes

hace 1 hora

China espera clarificaciones sobre fondo de apoyo a Europa

China, que posee las mayores reservas de cambio mundiales con más de 3,2 billones de dólares, dijo en varias ocasiones que estaba dispuesta a sostener al euro.

China señaló el viernes que espera aclaraciones antes de comprometerse a invertir en el nuevo mecanismo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), coincidiendo con una visita del jefe de este organismo a Pekín en busca de ayuda de la segunda economía mundial.

China, que posee las mayores reservas de cambio mundiales con más de 3,2 billones de dólares, dijo en varias ocasiones que estaba dispuesta a sostener al euro y pidió una mayor apertura del Viejo Continente a sus productos e inversiones.

Sobre el fondo especial que podría montarse para ayudar a los países europeos endeudados, China "espera detalles técnicos para ver claro", declaró el viceministro chino de Finanzas, Zhu Guangyao.

El director del FEEF, Klaus Regling, cuya visita fue percibida como la señal de que se intenta obtener respaldo financiero de China, negó estar negociando.

"No hay negociaciones en curso con China" sobre las inversiones chinas en el FEEF, declaró a la prensa, y afirma haber viajado a Pekín en el marco de "consultas regulares".

Desde principios de año, "China es un buen cliente para las obligaciones del FEEF", subrayó rehusando sin embargo indicar a cuánto asciende la contribución china.

Pekín mantiene en secreto las compras de obligaciones europeas y la Unión Europea (UE) sólo da indicaciones por continente.

"40% de las obligaciones emitidas por el FEEF fueron compradas en Asia", según Regling. Japón compró la mitad, es decir 20%, por una suma de 2.680 millones de euros.

La zona euro decidió en la cumbre de crisis de Bruselas del miércoles y el jueves aumentar los fondos del FEEF para los países en dificultades, como Italia o España. Su capacidad de intervención pasará a 1 billón de euros, contra los 440.000 millones actuales.

Para llegar a este resultado se ofrecerá a los inversores un sistema de seguro de crédito y un fondo especial sería otorgado al Fondo Monetario Internacional para recibir las contribuciones de los países emergentes, con China en primer lugar.

Regling explicó que viajó a Pekín para discutir las modalidades de este fondo especial, que podría prever que en caso de cesación de pagos de un Estado, el FEEF asumiría hasta 15% o 20% de la pérdida del valor de las obligaciones.

"China podría querer contribuir con entre 50.000 y 100.000 millones de dólares al FEEF o a un nuevo fondo montado en colaboración con el FMI", indicó el viernes el Financial Times citando a una fuente cercana al gobierno chino.

Los chinos comenzaron sin embargo a mostrar públicamente su escepticismo sobre el resultado de la última cumbre de Bruselas.

"La cumbre no logró ninguna decisión sobre las reformas institucionales y no extirpó fundamentalmente las preocupaciones sobre la crisis de la deuda en Europa", según un comentario publicado este viernes por el Diario del Pueblo, que juzga que la UE debe reforzar la armonización de sus políticas presupuestarias y continuar las reformas institucionales.

Regling rechazó la idea de que China compraría deuda europea a cambio de ventajas políticas. "No estoy aquí para discutir concesiones" sino para ofrecer "buenos productos comerciales", dijo.

Interrogado para saber si sus interlocutores en el ministerio de Finanzas y el Banco Central Chino habían mencionado el deseo de China de invertir en proyectos no financieros en Europa, Regling respondió de manera negativa.

China compra deuda europea ya que "la considera como una inversión interesante", dijo Regling subrayando que las obligaciones emitidas por el FEEF tienen la nota "AAA".

"Las reservas de cambio de China aumentan cada mes, hay por lo tanto una necesidad de inversión", explicó.