China se prepara para aumentar escrutinio a empresas de EE.UU.

El Gobierno del país asiático está lista para reaccionar en caso de que Donald Trump tome medidas punitivas contra las mercancías chinas.

/Bloomberg.

China está lista para intensificar el escrutinio a las empresas estadounidenses en el caso de que el presidente electo Donald Trump tome medidas punitivas contra las mercancías chinas y desate una guerra comercial entre las dos principales economías del mundo cuando asuma funciones, según personas familiarizadas con el asunto.

Las opciones incluyen someter a conocidas empresas estadounidenses, o a otras que tienen grandes operaciones en China, a impuestos o investigaciones antimonopolio, han explicado las fuentes, que pidieron no ser identificadas porque el asunto no es público. Otras posibles medidas incluyen el lanzamiento de investigaciones antidumping y reducir la cantidad de compras por parte del gobierno de productos estadounidenses, según las mismas fuentes.

Este movimiento ilustra cómo las consecuencias de las tensiones crecientes entre ambos países podrían trasladarse a las empresas. Trump ha convertido a China en un marco frecuente de sus ataques y ha propuesto a funcionarios relacionados con el comercio de los que el periódico del Partido Comunista Global Times ha dicho que formarían una "cortina de acero" de proteccionismo.

Cualquier represalia de China contra Trump podría ser arriesgada. Una reacción podría tener como resultado que China dañara el acceso a su mayor socio comercial, opina Michael Every, director de investigación de mercados financieros en Rabobank Group en Hong Kong.

"Cuando tienes a un país con un gran déficit de comercio que toma represalias contra otro que tiene un amplio exceso de comercio con él, es el país con el déficit el que gana”, explica Every. “El país con el exceso pierde siempre”.

El déficit de comercio de Estados Unidos con China se estrechó a US$31.100 millones desde US$32.500 millones en octubre, en un momento en que las exportaciones de Estados Unidos fueron las más fuertes desde diciembre de 2013, según los datos más recientes disponibles. Esto ha dejado el déficit de comercio en US$288.7800 millones durante los 10 meses hasta finales de octubre.

Enfrentamiento

El gobierno central chino ha recopilado las posibles contramedidas tras reunir opiniones desde varios departamentos, han contado las fuentes. Las medidas punitivas solo se llevarían a cabo si Estados Unidos actúa primero y después de que varios líderes expertos chinos diesen su visto bueno, han agregado.

Representantes de la Administración Estatal de Impuestos y la Administración General de Aduanas no han respondido o no han podido dar una respuesta inmediata a las preguntas de Bloomberg. Representantes del equipo de transición de Trump no han contestado a una petición de comentarios.

A finales del año pasado, China multó a General Motors Co., el segundo mayor fabricante de automóviles extranjero en el país, con casi US$30 millones por violaciones de la ley antimonopolio, después de que la empresa fuera acusada de poner precios mínimos en algunos modelos fabricados por su empresa conjunta SAIC General Motors. GM declaró en aquel momento que respeta las leyes locales y que apoyaría decididamente a su empresa en China para asegurarse de que se tomaban todas las acciones adecuadas.
 

 

últimas noticias

La hora de las startups