Chipre acuerda salvavidas bancario

Aunque el presidente de EE.UU. no visitaba Israel desde 2009, las tensiones generadas por el programa nuclear de Irán están por encima del conflicto entre palestinos e israelíes.

Chipre logró ayer un acuerdo de último minuto con sus acreedores internacionales para recibir un rescate de 10.000 millones de euros que evita el controversial impuesto sobre las cuentas bancarias, pero que generará pérdidas importantes para las grandes cuentas en sus dos principales bancos, el Banco de Chipre y el Laiki.

El acuerdo le permitirá al Banco Central Europeo (BCE) mantener su red de emergencia abierta para los bancos chipriotas y así evitar el derrumbe del sector financiero que arriesgaba su membresía de la Eurozona.

Las partes llegaron a un acuerdo en la madrugada, luego de una tensa reunión entre los 17 ministros de Finanzas de la Eurozona, que tardó casi 12 horas e incluyó la amenaza por parte del presidente de Chipre de retirar a su país del euro.

“Llegar hasta acá ha sido un camino particularmente difícil. Hemos puesto fin a la incertidumbre que afectó a Chipre y al euro durante los últimos días”, dijo Jeroen Dijsselbloem, ministro de Finanzas de Holanda, quien presidió el comité.

El plan no requiere de la aprobación del Parlamento de Chipre porque las pérdidas en las cuentas de los grandes depositantes serán el resultado de una reestructuración de los dos bancos más grandes de la isla, no de un impuesto. Hace tres días, por solicitud de Bruselas, el Parlamento aprobó una nueva ley que gobierna el fracaso de los bancos.

Temas relacionados

 

últimas noticias