"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 3 horas

Chipre está a merced de Rusia

El ministro de finanzas de Chipre sostenía conversaciones en Moscú el miércoles para asegurar una asistencia económica del Kremlin, luego de que el parlamento de su país rechazara un rescate de 10.000 millones de euros liderado por la Unión Europea (UE).

El acuerdo de rescate propuesto implica que se tomen 5.800 millones de euros de las cuentas bancarias de Chipre.

Sin embargo, el ministro de interior de la isla lanzó la advertencia de que los acreedores internacionales no aceptarían un “Plan B” creado en Nicosia. Esto involucra una nacionalización de los fondos de pensiones y una emisión de bonos domésticos de emergencia que sea apoyada por ingresos futuros que provengan de un hallazgo de gas en mar abierto.

Las conversaciones en Moscú se han dado luego de una llamada telefónica de media hora entre el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, luego del voto del parlamento el martes en la noche. El vocero de Anastasiades dijo que las conversaciones eran “fructíferas y constructivas”.

No obstante, Michael Sarris, el ministro de finanzas de Chipre, dijo en Moscú el miércoles que no hubo ningún avance en la reunión con Anton Siluanov, el ministro de finanzas de Rusia.

“Tuvimos conversaciones honestas y constructivas”, les dijo a los periodistas. “Entendemos lo difícil que es la situación y seguiremos negociando, de manera que encontremos una solución que nos permita recibir apoyo de Rusia”.

Sarris dijo que “permaneceré aquí” hasta que se logre algún acuerdo. Luego se reunió con Igor Shuvalov, el primer ministro encargado de Rusia, pero tampoco lograron llegar a un acuerdo.

Chipre le ha solicitado a Rusia que aplace en cinco años un préstamo existente de 2.500 millones euros, que se vencerá en 2016, así como una reducción en la tasa de interés de 4,5%. Cuando se le preguntó sobre el plazo del vencimiento del préstamo, dijo que las conversaciones se estaban realizando sobre “cosas que van más allá de esto”.

Jörg Asmussen, un miembro de la junta directiva del Banco Central Europeo (BCE), dijo el miércoles que los bancos de Chipre no eran solventes si no se recapitalizaban rápidamente y el BCE sólo puede darles liquidez a bancos solventes.

El BCE dijo el martes, luego de que los legisladores de Chipre rechazaran en su gran mayoría un elemento clave de la propuesta de rescate, que seguía comprometido con darle liquidez dentro de las reglas actuales.

“No amenazamos (con cortar la liquidez), pero sólo señalamos como un hecho que podemos ofrecer liquidez de emergencia a bancos solventes y que la solvencia de los bancos de Chipre no puede asumirse como un hecho si no se acuerda pronto un programa de ayuda, que permitiría una rápida recapitalización del sector bancario”, le dijo Asmussen al semanario alemán Die Zeit.

 

*Charles Clover (Moscú) / Financial Times