Christine Lagarde, culpable de negligencia cuando era ministra de Economía

La directora del Fondo Monetario Internacional fue juzgada en un caso que originó desvío de recursos públicos.

/ Bloomberg

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, fue declarada este lunes culpable de negligencia por una corte francesa en un caso que originó un importante desvío de dinero público cuando era ministra de Economía de Francia, pero fue exenta de pena. 

Lagarde no estuvo presente durante la lectura de la decisión de la Corte de Justicia de la República (CJR) en París. La fiscalía había reclamado que sea absuelta.

El caso se remonta a 2007, cuando Lagarde accedió a que un arbitraje privado, compuesto por tres personas, decidiera la indemnización que debía pagarse al empresario Bernard Tapie a raíz de la venta de la firma deportiva Adidas. Esta fue negociada por el banco Crédit Lyonnais, entonces público, al que había sido adjudicada Adidas tras su expropiación a Tapie.

El que fuera director de la Agencia de Participaciones del Estado Bruno Bézard declaró que sus servicios advirtieron que dejar esa decisión en manos de tres árbitros privados comportaba "riesgos colosales e injustificados".

Lagarde, por su parte, se defendió asegurando que lo ordenó así tras haber "analizado" los riesgos y valorado "las ventajas y los inconvenientes" de las diferentes soluciones propuestas.

La entonces ministra quiso acabar con un proceso contencioso iniciado en los años 90 y que estaba siendo muy costoso en minutas de abogados para las arcas del Estado.

Un año más tarde, los árbitros tomaron una decisión que costó al erario público algo más de 400 millones de euros, incluidos 45 millones en concepto de reparación moral para Tapie.

La decisión fue anulada posteriormente por la justicia ordinaria después de que se conociera que uno de los árbitros tenía relación profesional con el abogado de Tapie.

Todo apuntaba a que Lagarde sería absuelta, por la postura que adoptó la Fiscalía y porque no había ninguna acusación particular. El delito de "negligencia" del que fue acusada la directora del FMI, en Francia, puede ser penado con hasta un año de cárcel sin cumplimiento y 15.000 euros de multa. Lagarde, exenta de la pena, no pagaría ese periodo en prisión.