Cifras del "viernes negro" revelan una exitosa apertura a la Navidad

Grandes cadenas ampliaron el margen de ganancias de la considerada jornada de mayor consumo en Estados Unidos.

Foto: AFP

Pese a la polémica por casi haber opacado la cena de Acción de Gracias, las cifras dieron la razón a los comerciantes y convirtieron en un éxito el "viernes Negro" que empezó el jueves a las seis de la tarde y que dio inicio a las compras prenavideñas. (Ver galería de imágenes)

Este "Black Friday" había "oscurecido" también parte del jueves, pues muchos negocios, entre ellos gigantes minoristas como Walmart, Best Buy (que abrieron a las seis) o Macy's (a las ocho), adelantaron sus descuentos en entre el 20 y el 50 % y ampliaron así el margen de ganancias de la considerada jornada de mayor consumo en Estados Unidos.

No faltaron las protestas de quienes consideraban que el "viernes negro" estaba aguando la fiesta más importante para las familias estadounidenses, no solo a los adictos a las compras sino sobre todo a los trabajadores de las empresas, que se felicitaban a sí mismas por la iniciativa.

Las 15.000 personas que llegaron a hacer fila ante las puertas de Macy's en Nueva York (4.000 más que el año pasado) o los 10 millones de transacciones que registró Walmart en esas primeras cuatro horas certificaron que la estrategia, en términos puramente comerciales, fue un éxito y se espera que el porcentaje de aumento respecto al año pasado roce el 4 % según la Federación Nacional de Minoristas.

"Es increíble. Está claro que la gente tiene ganas de comprar", indicó este viernes el consejero delegado de Macy's, Terry Lundgren, en una entrevista con CNN, que además aseguró: "Ofrecimos a nuestros empleados trabajar a partir de las 8 por Acción de Gracias, y la respuesta fue positiva".

Walmart, por su parte, aseguraba además que había conseguido 400 millones de visitas en su web en esas horas extra y, en un comunicado, su vicepresidente del departamento de comunicación corporativa, David Tovar, afirmaba que "este ha sido el 'viernes negro' más exitoso en la historia de la empresa", a la vez que esclarecía que pagaban a 12,81 dólares la hora a sus empleados, por encima de la media del sector.

Si ya las seis de la tarde suponen una hora muy ajustada al fin de la celebración familiar, las colas, en muchos casos, habían empezado ya por la mañana de este viernes, lo que ha hecho al "New York Times" publicar un artículo titulado "Shop first, and eat later" (compra primero y come después)", pero muchas familias, simplemente, han integrado el impulso comprador como parte de la tradición, especialmente gracias a las compras en internet.

"En realidad habíamos hecho este jueves todas las compras on line, pero no pudimos comprar un ordenador que queríamos, y por eso hemos hecho la cola y ya lo tenemos. No pensábamos salir a comprar este viernes, pero era una buena oferta", explicó a Efe Alice, una estadounidense que había acudido a Best Buy este viernes a comprar con su familia.

"El 'Viernes negro' ya forma parte de lo que es la fiesta de Acción de Gracias en Estados Unidos. Te comes el pavo y luego compras al día siguiente. Es algo muy americano", prosiguió.

La tecnología, efectivamente, volvió a ser la estrella del "viernes negro", y las colas no faltaban este viernes en Nueva York ante la famosa tienda de Apple de la Quinta Avenida.

Allí, ajenos a las tradiciones estadounidenses, primaban los turistas y extranjeros que aprovechaban los precios reducidos y acudían al mediodía. "Esperábamos colas más largas y no ha sido para tanto. He esperado una hora y he salido con mi nuevo Mac", decía un italiano afincado en Nueva York.

La empresa de Tim Cook, que subía este viernes un 1,85% en Wall Street, registraba especial demanda por su iPad, vendiendo solo en Walmart 1,4 millones de ejemplares antes de la medianoche, mientras en eBay se vendía una por segundo en esas mismas primeras cuatro horas.

En Target, después del iPad (en concreto el modelo Air), los más solicitados fueron los televisores de pantalla grande, las cámaras digitales de Nikon, los auriculares Dr. Dre de Beats y la videoconsola 3DS XL de Nintendo.

Mientras, en Walmart fueron, además del iPad, los televisores de pantalla grande, reproductores de música, ordenadores portátiles y las consolas de videojuegos Xbox One de Microsoft y PlayStation 4 de Sony los más vendidos, aunque también se despacharon en esas horas de "ventaja" 2,8 millones de toallas, 300.000 bicicletas y 1,9 millones de muñecas.

Y es que no hay que olvidar que el "viernes negro", aunque choque en intereses con Acción de Gracias, significa sobre todo que se abre la puerta para cantar los villancicos y entregarse a la compra de los regalos de Navidad.

 

últimas noticias

Gobierno insiste en IVA para la canasta familiar