Claro contraataca y le responde a Telefónica

Hoy, la junta directiva de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), reunida en pleno para debatir la extensión de la medida de cargos asimétricos que puso en marcha hace dos años y con la que logró bajar las tarifas que los colombianos pagamos por el servicio de telefonía móvil, tendrá en sus manos dos posiciones de fondo para analizar de los más grandes operadores del negocio en Colombia: Claro y Telefónica, el segundo apoyado por el tercero más fuerte, Tigo.

Facsímil de la carta enviada por la multinacional Claro al director del DNP.

Y es que la CRC debe definir si extiende la medida, que tiene vigencia hasta el próximo 31 de diciembre, como lo piden Telefónica y Tigo, o si, como dice el decreto, finaliza en menos de 11 días, tal como lo pide Claro. Por eso, desde el pasado jueves, tanto Telefónica como Tigo redactaron una carta que tenía como destinatario a Simón Gaviria, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), quien hace parte de la junta, exponiendo la necesidad de la ampliación “hasta que el mercado se corrija. Cuando todos los participantes tengan su participación de mercado menor al 40%, se podría evaluar levantar la medida. Hoy el 70% del tráfico anda por un solo operador (Claro), todavía nos queda un largo camino por recorrer”, le dijo Esteban Iriarte, presidente de Tigo, a El Espectador una vez radicaron los documentos.

Por eso, Claro, que está pidiendo que se cumpla con la misma fecha que puso la CRC y se acabe la asimetría este mes, les respondió de la misma forma a sus competidores. Con una carta enviada a Gaviria, del DNP, el operador dominante, esgrimiendo argumentos entregados por la OCDE, le comunicó que “las mejores prácticas internacionales, explícitamente desaconsejan la imposición de cargos asimétricos entre operadores establecidos, ya que está demostrado que la misma genera ineficiencias en el mercado y distorsiona la competencia con la consecuente reducción del bienestar para los consumidores”.

La carta, firmada por Santiago Pardo, vicepresidente de Relaciones Institucionales de Claro, recalca que las solicitudes de sus competidores son débiles “en demostrar siquiera someramente que la asimetría ha tenido algún efecto positivo, (precisamente) distinto del incremento en rentabilidad de los operadores directamente beneficiados con la medida”.

En conversación con El Espectador, Pardo (lea la entrevista completa en www.elespectador.com) dejó claro que lo único que están pidiendo es que se cumpla con la legislación internacional y que una vez llegue enero, cuando se acabe la vigencia de los cargos asimétricos, las tarifas para los consumidores no subirán, como se ha especulado. Mientras tanto, hoy, en manos de la CRC está dirimir una de las peleas más taquilleras en el negocio de las telecomunicaciones de Colombia.

 

[email protected]

@EdwinBohorquezA