CM&, NTC y RTI van juntos por el Canal Uno

Con la presentación del consorcio, por el momento Jorge Barón estaría fuera de las pantallas de la cadena de televisión.

Ángela Mora, directora de la ANTV, cerrando la urna. /Mauricio Alvarado

En la urna que fue cerrada a las 3 en punto de la tarde en las instalaciones de la Autoridad Nacional de Televisión, un solo oferente presentó propuesta para quedarse con la parrilla del Canal Uno. Se trata de un consorcio conformado por RTI, HMTV, CM& y NTC. Estos dos últimos actualmente tienen el 25% de la programación de la cadena cada uno.

El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones aclaró que el proceso puede continuar con el único oferente, denominado Promesa de Sociedad Futura Plural Comunicaciones SAS, debido a que se trata de un proceso licitatorio de espacios y no de una subasta de espectro. Este último tipo de proceso en efecto requiere más de una propuesta.

El monto de la oferta económica del proponente no fue revelado ni tampoco el monto que espera recibir el Estado por cuenta del proceso, que hasta el momento ha sido secreto.

En los próximos días, la Universidad Nacional, contratada para este proceso, evaluará los documentos presentados por el consorcio, que incluyen un seguro por $10.000 millones, un cupo de crédito por $45.000 millones de Bancolombia, entre otros requisitos estipulados en los pliegos.

La adjudicación y la revelación del contenido de los sobres se llevará a cabo el próximo 30 de noviembre. Si la cifra ofertada no supera el mínimo que lo que el Estado espera recibir, los espacios del Canal Uno no se le entregarán al consorcio.

Críticas al proceso

En medio del acto de cierre de la licitación, se hicieron presentes los abogados de Jorge Barón y la empresa Programar. El primero tiene actualmente el 25% de la parrilla y no presentó oferta debido a que, según un comunicado, no pudo obtener el cupo de crédito exigido. Asimismo, ha pedido a la Autoridad de Televisión que revise la solicitud de prórroga que hizo y que la entidad negó.

El caso se remonta a 2013, cuando jorge Barón pidió un prórroga de los espacios en televisión por 10 años, pero eso sólo resultó en la ampliación de la concesión por 40 meses (hasta abril de 2017). La razón: según Jorge Barón, la ANTV fundamentó la negativa a la prórroga en que no había estudios técnicos que sustentaran su viabilidad.

“Hoy, según lo ha anunciado públicamente, la ANTV cuenta con los elementos necesarios para abrir licitación, que están contenidos en un nuevo estudio técnico y económico de la Universidad Nacional de Colombia y, por lo tanto, es posible generar un escenario de prórroga de diez años”, dice una comunicación de Jorge Barón.

Así las cosas, al no estar en el consorcio, por ahora Jorge Barón estaría fuera de las pantallas del Canal Uno a partir de 2017.

Del lado de programar, que hasta el 2013 tuvo espacios en Canal Uno en consorcio con RTI, no es cierto que Programar entregó voluntariamente el 25 % que le correspondía. Por eso, pidió medidas cautelares del Consejo de Estado para que no se lleve a cabo la licitación anunciada, por lo menos del 25 % que reclaman, mientras se resuelve la controversia.

Ahora, la programadora instauró denuncia penal contra el ministro TIC, David Luna, y solicitará medidas cautelares ante la Superintendencia de Industria y Comercio, con el fin de que se detenga la licitación.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias