La Coca-Cola es más cara por cuenta del azúcar

John A. Santa María Otazua, director general de Femsa, la embotelladora más grande de Coca-Cola en el mundo, habla del impacto que ha tenido por pagar esa materia prima más cara, de las inversiones que están haciendo en Colombia y del negocio de la leche.

John A. Santa María Otazua, director general de Femsa, organización que produce y embotella Coca-Cola, Sprite, Fanta y jugos Del Valle, entre otros. /Cristian Garavito - El Espectador
Femsa, el principal embotellador de Coca Cola en el mundo, el mismo que posee 64 plantas, 329 centros de distribución y emplea al menos 120.000 personas en sus 10 operaciones a nivel global, acaba de inaugurar la que es catalogada como su planta de producción más innovadora del mundo. John A. Santa María Otazua, el director general, con más de 20 años en la organización, cuenta detalles, botella en mano, del refrescante negocio que están adelantando en Colombia, el país que más crece de toda la región y en el que han invertido US$800 millones. 
 
Inauguraron una planta en el país. Pero esta es especial ¿por qué?
 
La hemos estado construyendo los últimos dos años, está dentro de un clúster de bebidas, porque no solamente podrá hacer refrescos, hará isotónicos, agua, incluso productos lácteos. Tenemos la flexibilidad para duplicar la producción si es necesario, está dentro de una zona franca donde además tenemos una empresa de empaques, botellas, envases universales, una compañía de cogeneración de energía, que hará una inversión de US$30 millones con otro socio estratégico nuestro para, precisamente, cogenerar vapor frío, nitrógeno, CO2 y electricidad. Y con la planta, aumentamos capacidad en un 40% de lo que hoy producimos y vendemos en Colombia. Eso es 75 millones de cajas unidad en la primera fase. Hoy, vendemos 300 millones. La segunda fase arranca en julio y vamos a hacer 55 millones de cajas adicionales.
 
¿Cuántos empleos?
 
1.250. La mayoría es gente de Tocancipá, que es muy productiva.
 
¿Cuánto invirtieron?
 
US$250 millones. La planta va a reducir en un 30% el consumo de agua. Son 120.000 metros de techos listos para la recuperación de agua, y vamos a obtener unos 60.000 metros cúbicos de agua lluvia que será inyectada a los procesos nuestros. Es la más eficiente en el mundo de las plantas de Coca-Cola. 
 
¿Quién la diseñó?
 
Tecnología mexicana, colombiana, italiana y alemana. 
 
¿Cuáles son las proyecciones de consumo que tienen en Colombia?
 
Hace dos años decidimos duplicar nuestra apuesta en Colombia. En este país hemos invertido US$800 millones, no los ganamos, pero hemos sido recompensados con un crecimiento superior a la media de Latinaomérica, y muy arriba de los mercados emergentes. Nuestro volumen está cerca del 9% y vemos que el desarrollo per cápita no sólo de refrescos, sino de isotónicos, agua, puede seguir creciendo a un ritmo del 7% al 10% en los próximos cinco o seis años, si seguimos trabajando de la mano de nuestro socio Coca-Cola Company como lo hemos venido haciendo. 
 
¿Cuáles son los países a los que más les apuestan en la región?
 
México y Colombia son países espectaculares. Aquí hay mercado, estabilidad política, marco económico profundo, se están abriendo a competir con el mundo, lo que los hace más productivos y todo eso hace crecer. Ahí llegan las inversiones. Ya hay seguridad. Lo que más anhelamos es un desenlace de paz rápido por el beneficio de todos.
 
¿A pesar de que el FMI, la OCDE, el BM digan que América Latina y Colombia bajarán en su crecimiento económico?
 
Hay unos fundamentales aquí muy buenos. Este país ha crecido con dificultades, tiene un grado de inversión padrísimo. Es mucho más consistente que otros países. Y no veo al próximo semestre, veo a los próximos 10 o 15 años. Yo quiero estar en Colombia. En Brasil, en México. Van a tener problemas de corto plazo, pero van a seguir adelante.
 
La sensación en el mercado es que la gente ha cambiado la Coca-Cola por el té, por los jugos, por el agua. ¿Cómo ha cambiado la torta de consumo?
 
Todo el mundo tiene la percepción de que las gaseosas no están creciendo, especialmente la Coca-Cola, y eso no es cierto. Hay que desmitificar eso. Hoy, vendemos más que el año pasado. No estamos vendiendo litros, vendemos transacciones, ingresos por botella. En Colombia el volumen crece muy bien, hemos reposicionado con diferentes empaques con precios accesibles, familiares y personales. Las aguas y los tés crecen, pero son bases muy chiquitas, por litros es muy importante la gaseosa. Nuestro interés no es sólo vender Coca-Cola, por eso la diversificación en la producción. El clúster. 
 
Por crecimiento, ¿cuál es el ranking de países para Femsa?
 
Colombia es el primero. Luego Centroamérica. Viene Venezuela, donde tenemos un problema de disponibilidad de dólares, pero el consumo interno crece, hay demanda, pero financieramente hemos tenido retroceso. Después Argentina y los dos que están lentos son México y Brasil.
 
¿La revaluación del dólar les ha golpeado?
 
Sí, en Colombia ha sido del más del 30%, en México del 15%. Nos ha forzado a ser más cuidadosos con gastos, esos niveles se van a quedar un buen rato, pero en el caso de Colombia ha sido el golpe en las tapas, los plásticos, que es totalmente dolarizado, y lo que nunca habíamos esperado: que el azúcar subiera como el dólar. 
 
¿El azúcar es muy caro en Colombia?
 
Sí. Yo no veo el precio del azúcar mexicano subiendo al ritmo de la devaluación del peso mexicano. Tampoco veo esa tendencia en Brasil. Este es el único país donde uno se pregunta: ¿qué pasó aquí? Siendo su tierra y su mano de obra local, se comportan como si estuvieran dolarizados. Entiendo que sí es más atractivo, exportan, pero a cuestas del consumidor local. Y eso nos fuerza a tomar decisiones como subir el precio, pero no quisiéramos.
 
¿Eso quiere decir que por comprar azúcar más cara, vamos a tener que pagar más cara la Coca-Cola en Colombia?
 
Yo quisiera ver que no, ver que hay mecanismo para ver los precios a la baja, hay insumos que son globales y se tiene que aguantar, pero fuera de los precios de hoy, no creo que tengamos una Coca Cola más cara un 15% o 20% hoy. Se subió el 4 % o 5%.
 
¿Por qué meterse al negocio de la leche?
 
Hay un negocio que yo creo que es parte de un portafolio de bebidas que vienen siendo de nutrición, de bebidas de proteína y hay consumidores ahí que pueden dar un volumen importante. La categoría de lácteos es de gran consumo, tiene jugadores fuertes, la pregunta es qué es sinergético con tu negocio y qué no. No estamos en el negocio de leche fresca refrigerada, tampoco en el de comprar la leche a los productores. Lo que buscamos es lácteos de valor agregado, y en Estados Unidos acaban de lanzar un producto en Coca Cola, que se llama FairLife y es una tecnología de separación de la leche en frío, de la lactosa, de las grasas de todos los componentes, separa todo y lo reconstituye. Tienes el doble de proteínas de la leche pura. Te permite cobrar un premium. Eso es innovación. Las ventas están volando. Y eso se va a dar en lácteos, energéticos, refrescos...
 
¿Y cuándo van a traer eso a Colombia?
 
No este año.
 
***
 
Las cifras 
 
  • 300 botellas de ocho onzas de Coca Cola, es el consumo per cápita en Venezuela. Colombia tiene 120, Argentina 400, Brasil 280 y México 800. 
  • 5,5% crecieron los ingresos totales de Femsa en todos sus mercados , en el primer trimestre de 2015. El flujo operativo lo hizo 9.1%, excluyendo a Venezuela.  
  • 351 millones de consumidores en el mundo tiene Coca-Cola Femsa, a través de 2’800.000 detallistas.

 

 

[email protected]

Temas relacionados