Colombia apela a salud fiscal y proceso de paz para atraer inversores en EE.UU.

"Hemos alcanzando el equilibrio fiscal, por primera vez el año pasado conseguimos un superávit del 0,45 % del PIB", manifestó la viceministra.

La viceministra de Hacienda colombiana, Carolina Soto, apeló el martes en Nueva York al equilibrio fiscal y a las negociaciones de paz con las Farc, que espera concluyan este mismo año, para atraer inversores estadounidenses al país latinoamericano.

"Hemos tenido esta guerrilla de las Farc durante más de cuarenta años. Ahora estamos en un proceso de negociación de paz y esperamos que para finales de año hayamos firmado un acuerdo de paz, así que el horizonte solamente puede ser mejor", dijo Soto.

Soto recordó que, "incluso en un contexto de conflicto interno", el crecimiento económico de Colombia "ha superado la media mundial" y está previsto que este año su Producto Interior Bruto (PIB) suba alrededor del 4,5 %, muy cerca del crecimiento potencial del 4,8 %.

La viceministra hizo especial hincapié en la estabilidad fiscal del país y recordó que en abril pasado la agencia de calificación Standard & Poor's elevó en un escalón la nota que le otorga a la deuda soberana del país, hasta "BBB" (aprobado).

"Hemos alcanzando el equilibrio fiscal, por primera vez el año pasado conseguimos un superávit del 0,45 % del PIB", manifestó Soto, quien atribuyó esa cifra, la más elevada de la historia del país, a la "responsabilidad" de las "sólidas instituciones" del país.

El presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, quien reconoció que su país se encuentra a la cola de América Latina en términos de infraestructura y que se ha invertido muy poco en este sector, cerca del 1 % del PIB anual.

"Colombia ha hecho las cosas muy bien en términos de limitar el déficit pero por supuesto lo que pasa con eso es que limita la capacidad del sector público de invertir en infraestructuras", aseguró Andrade.

Por ello, explicó a los inversores el plan que lidera su agencia, "Cuarta generación de concesiones de Colombia", que tiene como objetivo invertir 26.000 millones de dólares en la construcción de un total de 40 carreteras de peaje que recorrerán 8.100 kilómetros del país.

Andrade aseguró que este programa supone duplicar la inversión en infraestructuras realizada en Colombia durante las últimas dos décadas y que es uno de los mayores acometidos en todo el mundo, pero que el país "no puede sacarlo adelante solo" y necesitará de inversión extranjera.

Temas relacionados