Colombia camina hacia la OCDE

El comienzo de la inclusión del país en este organismo implica establecer de entrada posiciones frente a instrumentos legales y discutir temas como mercados, empleo, comercio y gobernanza.

El presidente Juan Manuel Santos (der.) junto al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, y la alta consejera para la Gestión Pública, Catalina Crane. / SIG

Luego de que el pasado 19 septiembre los 34 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aprobaran la hoja de ruta para la adhesión de Colombia a este grupo —considerado el “club de las buenas prácticas” en el mundo—, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, anunció el comienzo del proceso para la inclusión del país.

“El ingreso de Colombia nos va ayudar a acercarnos a comprender más a América Latina. Chile y México ya están en la OCDE; Perú también hizo la solicitud. El proceso se ajusta al acervo de la organización. El gobierno de Colombia decide cómo adopta las mejores prácticas”, dijo Gurría en la Casa de Nariño.

Agregó que el tema de acceso a la OCDE “es demasiado importante para ser urgente. Hay que concentrarse en la calidad del proceso, en que tenga el mayor efecto de transformación posible”.

Tras la formalización, el primer paso que tendrá que dar Colombia consiste en la presentación ante la OCDE de un memorándum inicial mediante el cual deberá establecer su posición frente a 250 instrumentos de carácter legal que tiene la organización. Este documento será revisado por expertos del organismo, para luego ser evaluado por los comités del mismo.

“Estas revisiones serán la oportunidad de compartir con las autoridades colombianas las mejores prácticas y los estándares de la OCDE. Asimismo permitirán identificar las áreas que requieren de reformas futuras”, explicó el organismo a través de un informe en el que se manifiesta que el proceso de ingreso de Colombia “no tiene fecha límite y depende de la habilidad del país para completar satisfactoriamente las revisiones técnicas”.

Sumado a lo anterior, los funcionarios del gobierno colombiano comenzarán a participar en los comités de la OCDE para comenzar la discusión de temas claves, como inversiones, mercados financieros, seguros y pensiones privadas, competencia, impuestos, medio ambiente, gobernanza pública, política regulatoria, economía, empleo, educación, salud, comercio, agro, tecnología y estadística, entre otros asuntos que el organismo tiene en su baraja de buenas prácticas.

Para que Colombia dé el salto definitivo a la OCDE, los comités deben dar su aprobación y la decisión conjunta debe ser tomada por las 34 naciones en el consejo de la organización. Los países que ingresaron recientemente a las filas del club de las buenas prácticas fueron Chile, Estonia, Israel y Eslovenia. Por ahora, Rusia tiene interés en ingresar, al igual que Letonia.

“Estamos ingresando a los países con las mejores prácticas y nos propusimos cumplir con ese objetivo. Estoy convencido del potencial de Colombia y no podemos continuar comparándonos con los países pequeños, de pobre desempeño. Tenemos que compararnos con los mejores si queremos pertenecer al grupo de los mejores”, aseguró el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

El jefe de Estado agregó que una de las razones que llevaron a Colombia a tocar las puertas de la OCDE es la necesidad de tener reglas de juego estables para la economía del país. “Son 23 las áreas donde vamos a trabajar en forma conjunta. Sea quien sea el presidente, hay que pertenecer al club de los mejores”.

En opinión de Marcel Hofstetter, director del programa de finanzas y comercio internacional de la Universidad de La Salle, el proceso de ingreso a la organización resulta llamativo, ya que “esto nos obliga a hacer las cosas bien. Los gestores de política pública tienen que tomar buenas decisiones. Las políticas de convergencia deben mirar hacia los grandes países. Esto nos impulsa como economía emergente y nos ayudará a desarrollar mercados financieros”.

Hofstetter agrega que al país le hacen falta dos puntos para formar parte de la OCDE: “Alcanzar la paz —esto sin duda acerca a los países desarrollados— y mejorar la infraestructura. Es difícil imaginar un país de alto crecimiento con tratados de libre comercio aprobados”.

 

 

[email protected]

@hector_sandoval

 

últimas noticias