Colombia crecerá 3,6% en 2015: Cepal

El organismo revisó a la baja su estimación, pues en diciembre de 2014 era de 4,3%. Gobierno un incremento del PIB entre 3,5% y 4%.

Según el Gobierno construcción e infraestructura son motores de la economía.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento para la región, ya que pasó de prever que América Latina y el Caribe crecerían 1,1% en 2014, como lo indicó en diciembre de 2014, a 1%, de acuerdo con su más reciente actualización. Para la subregión del Cono Sur se espera este año una tasa de generación de producto cercana a cero, mientras que en Centroamérica, incluyendo a México, alcanzaría una de 3,2% y en el Caribe, de 1,9%.

De acuerdo con el organismo, esta revisión refleja un entorno global caracterizado por una dinámica económica menor a la esperada a fines de 2014. Con excepción de Estados Unidos, las proyecciones de crecimiento han sido revisadas a la baja en los países industrializados y las economías emergentes se siguen desacelerando. Se espera que la región logre incrementar su Producto Interno Bruto (PIB) a los niveles registrados el año pasado.

“Las proyecciones de crecimiento de las economías especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo y minerales, son las que han experimentado las mayores bajas (Sudamérica y Trinidad y Tobago), mientras que aquellas con mayor vinculación a la economía de Estados Unidos, y que se benefician de la caída del precio del crudo, registran las mejores proyecciones: Centroamérica y el Caribe de habla inglesa”, informó la Cepal.

Felipe Campos, analista de Alianza Valores, explicó que “a Latinoamérica no le va muy bien cuando el petróleo cae a esta velocidad. En 2013 se proyectaban crecimientos cercanos al 3,5% y terminamos en 1%. Al analizar el crecimiento de América Latina junto con los cambios porcentuales del precio del petróleo, se encuentra que durante los últimos 20 años, desplomes en la cotización del crudo WTI superiores a 24% han provocado en todos los casos recesiones económicas en la región”.

¿Y Colombia?

A pesar de que la actualización de la Cepal solo implicó un ajuste a la baja de 0,1% para la región, Colombia sí registró una importante reducción en sus pronósticos. En diciembre de 2014 el organismo esperaba que el país creciera 4,3% en 2015, pero en el nuevo reporte la estimación se redujo a 3,6%.

Con la nueva actualización, la Cepal se ha unido al “Grupo de los Pesimistas”, un título que los analistas de mercado les han dado a todas las instituciones que han manifestado públicamente que la economía colombiana crecerá menos de 4% en 2015. Entre ellos se encuentran el Banco de la República (3,6%), Fedesarrollo (3,5%), el fondo de inversiones JP Morgan (3,3%), la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) (3,8%) y Fondo Monetario Internacional (FMI) (3,5%).

Si bien la meta de crecimiento económico del Gobierno para este año es de 4,2%, este martes el presidente Juan Manuel Santos ante la radio local indicó que la cifra podría ser menor: “Vamos a seguir creciendo más que cualquier país de América Latina. Yo creo que de todas formas creceremos por encima de 3,5%, ojalá cercano al 4%, que eso en esta coyuntura es un gran desempeño”. El jefe de Estado también destacó que la vivienda y la infraestructura serán los nuevos motores de la economía colombiana.

La caída de más de 50% que ha sufrido la cotización del crudo desde mediados de 2014 es el principal factor de desaceleración del crecimiento económico colombiano. Pero además del golpe a las finanzas públicas cercano a los $9 billones que está sobrellevando el país por causa del declive petrolero, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advirtió que si la tendencia bajista en los precios continúa, se podrían perder seis años de lucha contra la pobreza. Un indicador que se sitúa en 28,5%,de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Además, según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), el 90% de la reducción de la pobreza se ha logrado por el crecimiento económico, y aunque el Banco Mundial le atribuye tres cuartas partes a ese factor, “un incremento del PIB por debajo del 4% nos empieza a afectar negativamente las cifras de pobreza. Obviamente, mientras más fuerte sea el impacto (de la caída en los precios del petróleo), creceremos menos”, le contó a El Espectador Hernando José Gómez, economista y exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el día que salieron las ultimas cifras de pobreza del Dane.

 

[email protected]

 

últimas noticias