Colombia está entre los países que lidera el crecimiento de A. Latina

Según la OCDE, la inversión en educación en el país (4,4% del PIB) sigue siendo inferior a la hecha por otros de la región.

El informe “Perspectivas económicas de América Latina 2015. Educación, competencias e innovación para el desarrollo” presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos puso de relieve la dura situación del crecimiento económico de la región que quedó 1,5% por debajo de la tasa promedio de los países miembros del organismo.

La razón principal: la caída en el precio de las materias primas. En una de las gráficas del crecimiento anual del PIB de la región contenido en el informe se puede ver la época de bonanza (2003 – 2014) en las que las economías de OCDE tenían un comportamiento modesto mientras que América Latina y el Caribe, a pesar de las caídas, siempre estaba por encima.

El dicho que reza que lo bueno dura poco, en este caso, suena demasiado ambiguo porque las posibilidades que tuvieron los países, desde México hasta Argentina, si bien no fue desaprovechada tampoco se cumplió bien la tarea.

Cayeron en “la trampa de la renta media”, “según la cual el aumento del producto interior bruto (PIB), se ralentiza una vez alcanzado un nivel intermedio de desarrollo”, y que presenta “una especial resistencia en Latinoamérica” para dar el salto a economías de renta alta”, dice la OCDE.

Tarde, si se quiere, llegó la idea de la diversificación de la canasta de exportaciones. En el caso de Colombia los hidrocarburos superan, más o menos, el 50% de los productos que el país coloca en el exterior. Y apenas este año entró en vigencia una política industrial que supone un apoyo a empresas distintas a las del sector minero-energético.

“El avance de la productividad sigue siendo decepcionante, tanto con respecto a las economías desarrolladas como frente a otras economías emergentes”, aclara el informe.

Según la OCDE, ni México, ni Chile, ni Brasil están liderando la evolución económica de América Latina. Lo está haciendo Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y República Dominicana.

La calidad y el acceso a la educación sigue siendo una preocupación para el organismo. “Los recursos educativos han de distribuirse de tal manera que tenga un mayor impacto en la reducción de las desigualdades, favoreciendo a estudiantes de entornos económicos socioeconómicos más bajos”. En el país, siguen siendo muy baja la inversión en este sector (4,4% del PIB), “una proporción inferior al promedio de América Latina y la OCDE”, sin embargo, la cobertura ha crecido.

El desarrollo de los países depende en gran medida de avanzar en este sentido, dice la organización internacional pues la región es propensa a enfrentarse a problemas consecuencia de un déficit de capital humano. “Esta posibilidad es tres veces mayor para aquellas empresas radicadas en Asia del Sur”.

La desaceleración de la economía China y la recuperación de la de Estados Unidos son los dos factores fundamentales que definirán los indicadores de la región. Por lo pronto, se puede concluir que con menos ingresos se tiene que hacer lo que no se hizo cuando los había.

Temas relacionados