Colombia inicia la producción de ganado Wagyu y Wangus, de origen japones

El Centro de Investigación e Innovación en Tecnología Agropecuaria lanza sus productos en Carrefour, La 14 y Surtifruver.

Luego de su exitosa incursión en Surtifruver con su línea de carne CIBRe y CIBRe Kosher y en Carrefour con los productos Qualité, la cadena de alimentos funcionales CIBRe llega ahora a los supermercados La 14 en Cali y Bogotá con su marca All Natural.

Estos productos cárnicos proceden del CIBRe, Centro de Investigación e Innovación en Tecnología Agropecuaria del Grupo Social San Martín, especializado en la generación de ganado genéticamente orientado a la producción de carne como Angus, Brangus, Wagyu y Wangus.

Amparado en los avances tecnológicos en el campo de la información y la biotecnología el CIBRe contribuye al mejoramiento de la productividad en los procesos de producción agropecuaria a la cual dirige su acción en armonía con el medio ambiente.

El CIBRe dispone hoy de una completa línea de productos, que incluye, carne de res, pollo y vegetales, que proporcionan beneficios para la salud humana más allá de una nutrición básica. Se trata de una nueva generación de alimentos funcionales con una especial exquisitez gastronómica.

La marca CIBRe se sustenta sobre tres pilares fundamentales: alta calidad, precios accesibles y funcionalidad. Esto es el resultado de un riguroso proceso que va desde la genética y nutrición de los animales hasta el sacrificio, maduración y comercialización de los distintos cortes de carne.

Los productos CIBRe ya disfrutan de una sólida reputación entre los consumidores por su calidad superior, sabor, nutrición y precio.

La carne de res y pollo del Cibre esta respaldada por un exigente y eficaz sistema de trazabilidad que se aplica en sus 14 módulos de producción localizados en Montería, Briceño, Choconta, Ventaquemada, Arbelaez y los Llanos Orientales desde donde se genera la producción de ganado Angus, Brahman, Brangus, limousine, Simmental, BeefMaster, Wagyu y Wangus, lo mismo que agua pura, pasturas y forrajes libres de plaguicidas y demás elementos que atenten contra la seguridad del consumidor.

En cada una de las plantas del CIBRe han participado no solo los estudiantes y profesores más calificados de la Universidad San Martín, sino prestigiosos científicos del exterior como los argentinos Carlos Melo, Carlos Munar, al igual que Ivo Pivato de EMBRAPA, Brasil.

La terneza, maduración, marmoreo y presentación de la carne CIBRe no es nada distinto que el resultado del uso de las nuevas tecnologías agropecuarias. El exigente y eficaz sistema de trazabilidad que se aplica en cada uno de los procesos de la carne de res y pollo CIBRe tiene un objetivo fundamental: la seguridad del consumidor.

En menos de dos años la carne CIBRe logro posicionarse en el mercado no solo como un producto de alta calidad, sino codiciado por su delicioso sabor, jugosidad y suavidad de sus finos cortes.

Las cifras son dicientes, mientras las ventas de carne en el país crecen al 1.5% anual, las de la marca CIBRe muestran un incremento del 20% con una importante acogida entre los consumidores por su moderno sistema de trazabilidad y cría natural de ganado y pollo.

El pollo CIBRe Kosher proviene de granjas del CIBRe localizadas en Arbeláez, Cundinamarca, donde el sacrificio es realizado por un rabino especializado y sus plumas, a diferencia de los procesos industriales tradicionales, son retiradas con el uso de agua fría, con lo cual se impide que se acelere la reproducción de bacterias en la carne. Adicionalmente gracias a un cuidadoso proceso de salado adquiere un fino sabor.

El alimento de los 30 mil pollos que semanalmente salen de este centro de producción son cereales de cultivos fertilizados orgánicamente que son procesados por la planta del CIBRe en Briceño Cundinamarca. A las aves no se les suministra hormonas, ni antibióticos.

Las rigurosas políticas de calidad, salud, seguridad y gusto de los productos cárnicos CIBRe Kosher también son aplicadas en el origen y los métodos de producción de vegetales.

Tanto las carnes rojas como las blancas son la principal fuente de proteínas indispensables para la salud y su consumo debe equilibrarse con verduras naturales y frescas, por esto los consumidores disponen de vegetales CIBRe Kosher como tomates milano grande, chonto y cherry, además de lechugas verde lisa, romana y crespa verde.

Los investigadores del CIBRe han logrado evidenciar que los avances en la investigación alimentaria permiten potencializar los beneficios para la salud de los alimentos cárnicos y vegetales.

Es así como la acción sinérgica de antioxidantes naturales está diseñada para influir de manera beneficiosa en algunas funciones fisiológicas humanas que ayudan a la prevención de riesgos cardiovasculares o enfermedades degenerativas como el cáncer o las inmunodéficitarias.

El sacrificio del ganado y los pollos para la producción de la carne CIBRe Kosher es dirigido y supervisado estrictamente por el Rabino Moshe Shlomo Yerushalmi. El sello Kosher es sinónimo de mejor calidad para los productos elaborados bajo su normatividad.

 

últimas noticias