“Colombia necesita revisar la política de transporte”

Lo dijo el ministro de ese sector, después de dejar claro el mensaje para la Cruzada Camionera: no se volverá a la tabla de fletes. Transportadores respondieron que el paro se mantiene.

El ministro de Transporte, Jorge Rojas,  intenta frenar un paro camionero que ya deja pérdidas superiores al billón de pesos. Cortesía.
El ministro de Transporte, Jorge Rojas, intenta frenar un paro camionero que ya deja pérdidas superiores al billón de pesos. Cortesía.

Colombia, que está bordeando el mes y medio de paro camionero, que tiene más de un billón de pesos en pérdidas, comedores comunitarios con déficit de alimentos, industrias paradas porque no llegan sus materias primas, centros de abastecimiento en rojo.... la lista es larga y parece que se va a incrementar porque el Gobierno, a través del ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, le dejó claro a los manifestantes que no va a ceder a sus pretensiones y que son las mismas desde que comenzó el paro hace ya 43 días. (Lea: Policía estaría incautando camiones que no están bloqueando la vía) 

En rueda de prensa, acompañado de funcionarios de la Presidencia y de la Policía, el ministro explicó qué han estado haciendo en estos últimos días. “Hemos dialogado con todos los actores e la cadena, con docenas de transportadores pequeños, medianos y grandes, con conductores y propietarios, con grandes y pequeñas empresas, con los gremios que los aglutinan y hemos llegado a la decisión de compartir una visión conjunta: Colombia necesita revisar la política de transporte y el espíritu es revisarla”. (Lea: El paro de camioneros es justo)

Y lanzó, una vez más, públicamente, las propuestas del Gobierno que buscan acabar con esta inmovilización que le está pegando dramáticamente al país, a la economía. “Sostener el uno a uno. Segundo: sostener, pero fortalecido, el programa de chatarrización trayendo recursos para que la se de más rápido y sea más efectiva, eso sí, blindándola de la corrupción, de la intermediación, de esos hechos oscuros que la han rodeado. Tres, por ningún motivo vamos a volver a la tabla de fletes, el sistema de costos eficientes es efectivo para el país, vamos a hacer actualizaciones en tiempo real para que se reconozcan los costos de los peajes, combustible, etc. Pero no volvemos a la tabla de fletes”.

Por último, despejó las dudas que hay sobre la supuesta llegada de 2.500 camiones que traería Impala al país. “Hay un mito sobre la llegada de una multinacional y que el Gobierno guarda unos cupos para entregarles. En Colombia existe un proceso que se llama el uno a uno y eso es para ingresar un carro se debe chatarrizar otro. Ese modelo está vigente y se propone sostener, de manera que si alguien quiere llegar a entrar 1.000 camiones debe chatarrizar 1.000. Esto no es más que un mito. El Gobierno no puede guardar cupos y no lo está haciendo”.

Rojas terminó diciendo: “El diálogo está abierto, hemos dialogado con ellos (Cruzada Camionera) por más de 360 horas, no cerramos ningún canal de comunicación y la posibilidad de lograr un acuerdo siempre está a la orden del día. Es importante decirle al país que esto tiene muchos actores, muchos agente que comparten la cadena del transporte y la necesidad de dialogar con ellos era importante”.

Sin embargo fue la misma Cruzada Camionera quien, a los pocos minutos, le respondió al ministro: “El Gobierno Nacional no atiende el llamado de la Cruzada Nacional a continuar con la mesa de diálogo, vemos la poca voluntad que muestra para atender nuestras necesidades”.

Así que sobre casi el mes y medio de freno de actividades, cientos de heridos, unas persona muerta, camioneros judicializados, vehículos incautados y dos posiciones, cada una a un lado del río, poco se ve que lleguen a un acuerdo. No se ve la luz al final del túnel.