Colombia país de 'riesgo medio' para inversionistas, según estudio

Hasta abril de este año, los dineros foráneos suman ya 4.328 millones de dólares, un poco por debajo de los ingresos registrado un año atrás.

Colombia ha mejorado el clima para la inversión extranjera y prueba de ello es el importante volumen de recursos externos que han llegado al país en los últimos años. Un estudio de la firma Aon así lo confirma.

Corroboran ese mejor ambiente las cifras del Banco de la República donde muestran que en 2012, la inversión extranjera directa que fortaleció al aparato productivo superó los 16.000 millones de dólares.

Hasta abril de este año, los dineros foráneos suman ya 4.328 millones de dólares, un poco por debajo de los ingresos registrado un año atrás para similar periodo de 4.489 millones de dólares, precisa el banco central.

El estudio de la firma Aon, consultor líder a nivel mundial en seguros, reaseguros y recursos humanos, destacó la fuerte expansión económica, la gestión macroeconómica y el crecimiento de los ingresos, como elementos que han ayudado a reforzar la estabilidad política y a propiciar un clima favorable para la inversión externa en el país.

El informe destaca las razones por las cuales Colombia es calificado como país de “riesgo medio” para los inversionistas. Menciona los niveles moderados de violencia política, presenta impago soberano y riesgo de tipo de transferencia, además el asunto legal y regulatorio es moderadamente alto, los controles de corrupción son medianamente óptimos al igual que la protección de la propiedad intelectual.

Como aspectos negativos resalta la baja calidad de las carreteras y los ferrocarriles que mantienen el riesgo de interrupción de la cadena de suministro elevado.
Finalmente el informe considera que a pesar de los esfuerzos en las negociaciones de paz con el grupo de las Farc y “una reducción de la violencia política en los últimos años, los indicadores de los crímenes organizados y el terrorismo siguen siendo elevados”.

En la región

Explica el informe de la consultora Aon que en Latinoamérica, Venezuela es el único país con una calificación de “muy alto riesgo”. Esto se debe a que sigue teniendo elevados indicadores de riesgo en todos los ámbitos, particularmente altos en intercambios de transferencia, legal y reglamentaria. Los precios del petróleo han fortalecido la capacidad del gobierno para cumplir con sus pagos de la deuda, sin embargo, las cuentas fiscales han empeorado significativamente desde 2012 y la voluntad de pago permanece en alto riesgo. De igual forma la inestabilidad política, es un escenario de incertidumbre constante a causa de la reciente muerte del mandatario Hugo Chávez. Además, el actual mecanismo de cambio y la falta de capital es una barrera para la apertura de cuentas lo cual genera riesgo cambiario.

Con calificación “alto-medio riesgo” está Paraguay, sigue Bolivia que se encuentra en “alto riesgo político” posición que ocupa junto a Argentina y Ecuador, y en las medidas con menor riesgo están Colombia y Perú con “riesgo medio”. Sorprende que Brasil esté calificado como un país de poco riesgo, con los altos problemas de inseguridad ciudadana que afronta y la fuerte presencia de bandas de narcotraficantes.