Colombia tiene 38 millones de hectáreas aptas para la avicultura

La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria entregó el mapa que ilustra en dónde esa industria puede asentarse en condiciones favorables.

/ Bloomberg

En Colombia hay cerca de 38,3 millones de hectáreas con potencial para que la industria avícola se asiente. De esas, unas 13,2 millones son altamente aptas, según un estudio hecho por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), una entidad técnica creada durante el ministerio de Agricultura de Juan Camilo Restrepo, hace cinco años, para orientar políticas públicas en el sector.

Los resultados del trabajo sobre la avicultura que hizo esta Unidad se condensaron en un mapa (ver mapa al final del artículo). Éste ahora será el punto de partida de las decisiones que tomen el gobierno nacional, los entes territoriales y empresarios que estén buscando invertir en este sector, encargado de producir los 250 huevos y 30 kilos de carne de pollo per cápita que al año se consumen en Colombia. También, es una industria señalada de ser una emisora importante de gases de efecto invernadero, algo que, según el gremio, es producto de desconocimiento, que, ahora, una herramienta como la zonificación ayudará a resolver.

Los departamentos con mayor aptitud son, según la Upra, Antioquia, Córdoba, Magdalena, Santander y Cundinamarca. Felipe Fonseca, director de la entidad, explicó que para determinar la aptitud de un lugar para albergar granjas avícolas se contemplaron factores, entre otros, de tipo ambiental, de suelos y de acceso a la infraestructura. Lo anterior no es un tema menor, teniendo en cuenta que en Colombia el 75% de las zonas rurales se encuentra a más de cuatro horas de las principales ciudades.

“Esperamos que se resuelva el problema de los cambios permanentes en las reglas del juego. Hoy los concejos municipales cambian el ordenamiento territorial, el uso del suelo, intensivamente. Pasamos de un uso agrícola a un suelo urbano. Queremos garantizar seguridad jurídica para quienes trabajan en esas zonas, que puedan permanecer”, expresó Andrés Valencia, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi). Según él, hoy la avicultura está haciendo uso de menos de un millón de hectáreas, y una granja se mueve en un rango de seis a diez hectáreas.

En efecto, la idea es que los entes territoriales adopten las zonificaciones que entrega la Upra. “El estatuto municipal insta a los municipios para que en la formulación de planes de ordenamiento y de desarrollo tengan en cuenta los lineamientos formulados por Upra”, explicó Fonseca. Esta entidad resaltó que trabaja de la mano con gremios y departamentos en la construcción de este tipo de mapas o guías. Hasta ahora seis gobernaciones han suscrito convenios con la Unidad y 17 los cultivos para los que, en conjunto con los gremios, se están construyendo estas zonificaciones.

Según el Censo Nacional Agropecuario, Colombia tiene sembradas 7,1 millones de hectáreas, muy por debajo de la frontera agropecuaria de 30 a 40 millones de hectáreas que la Upra está terminando de calcular. Son 7,1 millones de hectáreas que, de acuerdo con el viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Pablo Pineda, el Gobierno busca potencializar, con herramientas como las formuladas por la Upra, y otras casi 26 millones de hectáreas por organizar y aprovechar.

Con estas zonificaciones, asimismo, el Gobierno pretende dar criterios para otorgar el crédito agropecuario e instrumentos como el Incentivo a la Capitalización Rural. “Al que quiera montar una planta de aves en Punta Gallinas le vamos a decir que no porque no es viable”, dijo Pineda para dar un ejemplo.

Hoy están disponibles ocho zonificaciones: la del caucho, cacao, palma, forestales, papa, arroz, maíz y avicultura. Fonseca reconoce que la escala (1:100.000) es muy general, pero necesaria para entregar una visión de país que permita determinar prioridades. Es un punto de partida para la focalización y “avanzar en una identificación más detallada, que oriente decisiones de gremios e inversionistas”, agregó el director de la Upra.