Colombianos quieren vestir a los empleados del metro de Tokio, Dubái y París

La idea es presentar los diseños en el Congreso Iberoamericano de Metros en México y participar en las licitaciones de cada ciudad.

Una de las industrias más preciadas por los colombianos es la de textiles y confecciones. Sin embargo, el sector se viene recuperando de una crisis en la que la competencia por los bajos costos, la carrera por la innovación y el contrabando han sido los principales obstáculos.

Pese a ese escenario, una empresa colombiana, en conjunto con la Universidad Pontifica Bolivariana de Medellín (UPB), quiere recuperar el liderazgo del país en el exterior y vestir a los funcionarios del metro de Medellín, París, Tokio y Dubái. Innova Diseños, la compañía que ha dispuesto su infraestructura, experticia y más de $50 millones para el proyecto, trabajó de la mano con estudiantes de la facultad de Diseño de Vestuario de la UPB para realizar los prototipos, que fueron el resultado de una investigación de necesidades, cultura y fisionomía de la población de los países escogidos.

El desarrollo comenzó en enero de este año y el producto fue presentado en Colombiamoda el pasado mes de julio, en donde la Embajada Francesa fue uno de los invitados, razón por la cual se pudieron estrechar las relaciones.

Ahora, la intención del equipo es que, con el apoyo de Proexport, se pueda consolidar el negocio y presentar las propuestas en el próximo Congreso Iberoamericano de Metros, que será en México el próximo diciembre. Se tiene proyectado vender los diseños por US$10 a US$15 millones por cada ciudad, en un periodo máximo de tres años.

“Con esto estamos traspasando las fronteras del negocio”, dijo Alejandro Gallego, gerente de Innova. Los diseños se han hecho con el énfasis en textiles técnicos, un campo en el que Colombia está incursionando al desarrollar tecnología de textiles con protección UV, antibacterial, antiflama, entre otros. (Vea También: Colombia se mete en las telas inteligentes).

El sector textil y de confecciones ha sido uno de los más golpeados durante los últimos años por el contrabando, razón por la cual se prorrogó el decreto 074, que protege la industria nacional ante la llegada de productos de bajos precios, procedentes de países como China. En 2013, las exportaciones de textiles cayeron un 17% en comparación con el 2012, según el Centro Virtual de Negocios.

Temas relacionados