Colpatria, en las grandes ligas

Como lo anunció El Espectador en su edición del jueves, el Scotiabank se quedó con el 51% del Banco Colpatria.

A las 7:30 de la mañana del jueves, con una carta radicada en la Superintendencia Financiera y en la que Eduardo Pacheco Cortés, presidente del Grupo Mercantil Colpatria, se dirigía a Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria, se conoció oficialmente que el Bank of Nova Scotia, Scotiabank, será el socio estratégico de la compañía colombiana, tal como lo había anunciado El Espectador en su edición del jueves.

El negocio, que permitió al banco canadiense quedarse con el 51% de Colpatria, fue transado en US$500 millones más unos 10 millones de acciones ordinarias del Scotiabank, consiguiendo así una participación importante por parte de los colombianos en la institución financiera internacional. “Estamos muy contentos de asociarnos con Mercantil Colpatria, un conglomerado bien establecido y bien considerado, que ha dirigido con éxito el crecimiento de Banco Colpatria por más de 40 años”, declaró Rick Waugh, presidente y CEO de Scotiabank.

El nombre del nuevo socio había sido un secreto en la banca nacional. Sólo se tenía claro que la familia Pacheco, propietaria de Colpatria, estaba buscando un jugador internacional que les permitiera fortalecer su presencia en el extranjero, pues ser considerados el quinto grupo financiero de Colombia les permitía esa opción de crecimiento.

¿Y qué se busca con esta jugada comercial? “Los puntos fuertes de su negocio minorista se complementan con nuestras operaciones al por mayor en el país”, declaró Brian Porter, jefe del Grupo de Banca Internacional de Scotiabank. Por su parte, Santiago Perdomo dijo que esta asociación le sirve a Colpatria porque “ellos (Scotiabank) son un banco especializado en la atención a grandes corporaciones y grandes créditos, entonces esa alianza aporta valor a nuestro banco para atender a los clientes nacionales grandes y a las multinacionales que están llegando e invirtiendo en Colombia”.

La alianza, que se terminará de sellar una vez la Superintendencia Financiera dé su aprobación —y que sería este mismo año, por la salud financiera de los dos bancos— cuenta con un respaldo histórico de las dos marcas. El Banco Colpatria, por ejemplo, cuenta con activos de US$6.200 millones, depósitos de US$4.200 millones (a septiembre de 2011), es el segundo mayor emisor de tarjetas de crédito en Colombia y cuenta con una red de 175 sucursales y 308 cajeros automáticos. En el caso del comprador, “el Scotiabank es uno de los más grandes jugadores financieros del mundo, con presencia en más de 50 países y activos cercanos a los US$600 billones”, recordó Perdomo, quien se mantiene al mando del Banco Colpatria.

Temas relacionados