Comisión Europea exige a Francia fuerte disciplina fiscal

Exige a París rebajar déficit al 3,4 % del PIB en 2016 y al 2,8 % en 2017.

La Comisión Europea (CE) exige a Francia que rebaje este año el déficit al 4,0 % del PIB, el siguiente al 3,4 % y al 2,8 % en 2017, según consta en su recomendación al Consejo de la UE en la que pide conceder dos años más a París para corregir su desvío y reclama los primeros ajustes hasta finales de abril.

En el documento, publicado y dos días después de que la CE anunciara más margen para Francia, el Ejecutivo comunitario explica que conceder solamente un año más a París, que es la norma, "sería demasiado exigente en el entorno económico actual débil".

El Estado galo tendría que hacer un ajuste estructural entre 2015 y 2016 de más del 1 % del PIB, por encima del esfuerzo recomendado por el Consejo de la Unión Europea (UE) para el periodo 2013-2015.

La CE ha tomado en cuenta los planes de reformas anunciados por Francia y el programa nacional de reformas que París, como sus otros socios europeos, deben entregar en abril a Bruselas.

El Ejecutivo comunitario considera que la información y los compromisos aportados por las autoridades francesas con respecto a las reformas estructurales "van en la dirección apropiada" en relación con la comunicación de enero de la CE sobre el mejor uso de la flexibilidad en las reglas existentes del PEC, como para "que Francia pueda beneficiarse de una prórroga de más de un año".

La CE basa su decisión igualmente en las previsiones macroeconómicas de invierno, en las que predijo un déficit del 4,1 % del PIB para Francia en 2015, sustancialmente por encima del 2,8 % establecido por los socios de París en su recomendación de 2013 para este año y del límite del 3 % del PIB fijado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC).

"El considerable deterioro en la posición presupuestaria resultante de una posición general más débil de la economía" frente a 2013, "sugiere que una recomendación revisada bajo el artículo 126(7) del Tratado sobre el Funcionamiento de la UE para Francia, fijando una nueva fecha límite para corregir el déficit excesivo, es justificada en línea con las reglas del PEC", indica la CE.

La Comisión pide ahora a París que haga un esfuerzo estructural (ajuste) de un 0,5 % del PIB en 2015, un 0,2 % más de lo esperado inicialmente por la CE en sus previsiones de invierno.

Ese ajuste del 0,2 % tendrá que hacerse "hasta finales de abril", recalca la CE en su recomendación a los socios de París, que tendrán que dar su visto bueno a la prórroga de dos años.

En 2016 el Estado francés tendrá que hacer un ajuste estructural del 0,8 % del PIB y, en 2017, uno del 0,9 %.

La Comisión ha establecido además el 10 de junio como fecha límite para que Francia demuestre que toma "medidas eficaces" para corregir su desvío, consta en el documento.

La recoge además en la recomendación la decisión que ha tomado en paralelo de incluir a Francia entre los países con desequilibrios macroeconómicos "excesivos" que requieren "medidas decididas y una supervisión específica".

La CE revisará en mayo, teniendo en cuenta el nivel de ambición del programa nacional de reformas de París y otros compromisos presentados hasta esa fecha, si recomendar o no al Consejo, y por ende a los socios de Francia, abrir un procedimiento por desequilibrio excesivo y exigirle un plan de acción correctivo.

Temas relacionados