¿Cómo endeudarse sanamente para comprar durante el día sin IVA?

Noticias destacadas de Economía

Si se va a endeudar durante esta fecha, hágalo bien: conozca las diferentes modalidades de financiamiento, aprenda a elegir el número de cuotas y el monto máximo de la compra.

Este 21 de noviembre se realizará el tercer día sin IVA en Colombia. Para este momento es probable que ya se tentara por uno o varios artículos debido a las multimillonarias campañas de marketing que las marcas despliegan en esta fecha. Lo ideal es que estas oportunidades se tomen por medio de ahorros, pero si se va a endeudar procure hacerlo bien. Por esto, El Espectador le explica los tres criterios a tener en cuenta para evitar que ese crédito se convierta en una deuda crónica en 2021.

También te puede interesar: Las recomendaciones para tener un día sin IVA sin nada que lamentar

El tipo de endeudamiento

Lo primero que debe considerar es el tipo de financiamiento usará para darse esos gustitos en esta fecha. Claramente el principal factor a considerar debe ser el costo, pues los intereses pueden borrar cualquier beneficio que de esta fecha en la que no hay que pagar el IVA del 19%.

Entonces, la primera opción a contemplar debe ser el adelanto de nómina: es una modalidad en la que el banco le presta el equivalente a una fracción del salario, por lo general el 30 %, sin cobrar interés. Sin embargo, hay que pagar una tarifa que no suele superar los $20.000. El servicio está disponible en prácticamente cualquier banco, entonces, la entidad en la que le consignan el salario debe tener esta alternativa.

Si el adelanto de nómina no es una opción, entonces debe recurrir a un crédito de consumo. Los créditos de libranza son por lo general los más baratos, seguidos de los de libre inversión. Por fortuna las sucursales virtuales de varios bancos ya permiten pedir este tipo de préstamos por medio de la aplicación en pocos minutos.

La última opción deben ser las tarjetas de crédito, pues tienen los intereses más caros del mercado (25 % E.A. en promedio), literal rozan la tasa de usura. De hecho, con este nivel de intereses se perderá casi todo el beneficio que da el día sin IVA si la compra se difiere a más de un año.

No obstante, este instrumento tiene la ventaja de que si compra a una cuota no cobra interés. Lo que puede ser interesante en noviembre pues a más tardar el 20 de diciembre pagan la prima, entonces con la tarjeta (comprando a una cuota) se puede aplazar esta obligación para pagarla cuando llegue el choque de ingresos. Pero si no puede pagar su compra de un solo tajo, entonces debe pensar muy bien el plazo de esta deuda.

Las cuotas ideales

Para cualquier crédito se debe tener en cuenta que: entre más cuotas más intereses se paga. Por ejemplo: un computador de $2 millones que se compra con una tarjeta de crédito, de un interés de 25% E.A., a un plazo de 6 meses genera intereses por $133.420; mientras que a 12 meses generaría intereses por $252.312.

Sin embargo, también se debe tener presente que entre menos cuotas mayores serán los pagos mensuales, y siempre existirá el riesgo de asfixiar las finanzas (que se quede sin plata para sus otros gastos por pagar esta deuda). Entonces, se debe buscar un equilibrio según la salud financiera de cada quien:

  • Si no tiene deudas, la recomendación es elegir un número de cuotas que implique pagos mensuales de máximo el 10 % de sus ingresos mensuales.
  • Si tiene deudas que ya representan pagos mensuales de más del 10 % de sus ingresos mensuales, las deudas que adquiera en el Día sin IVA se deben hacer con créditos cuyas cuotas impliquen pagos mensuales de menos del 5 %. Pero, en este caso, se recomienda que reconsidere comprar en esta fecha, pues lo más sano es evitar endeudarse más. Además, es posible que debe pedir préstamos de más de 12 meses, lo que merma drásticamente los beneficios del Día sin IVA:
  • Y si tiene deudas que ya representan pagos mensuales de más del 15 % de sus ingresos mensuales, debe evitar pedir nuevos préstamos pues en este caso ya se sufre de sobreendeudamiento severo. De hecho, para que las finanzas no se asfixien más, se tendrían que recurrir a préstamos de más de dos años: lo que borraría todos los beneficios del Día sin IVA e incluso representa un sobrecosto por la gran cantidad de intereses.

Es claro que puede ser complicado hacer los cálculos para determinar los pagos mensuales que implica cierto número de cuotas. Para esto se puede descargar o buscar en internet una calculadora de créditos. Con tan solo poner los datos del monto del crédito (compra) y el interés, se puede saber cómo quedarían los pagos dependiendo el plazo del préstamo. La idea es que pruebe varias opciones hasta encontrar la que represente el valor ideal de las mensualidades según su salud financiera.

Hay una gran oferta de calculadoras de crédito, por ejemplo el simulador de Saber Más de Asobancaria (Ver aquí).

El precio de las compras

Es muy importante que conozca los límites de las compras que puede realizar por medio de deuda. Nunca será sano que compre algún artículo no esencial que represente varios meses de salario, aunque sea en Día sin IVA y que tenga un mega descuento. Las promociones también pueden ser dañinas si no se eligen bien.

Lo ideal es comprar artículos cuyo precio represente el 50 % del salario mensual, o máximo 60 % si es algo que realmente quiere o necesita. Esta regla le va a permitir pagar la deuda en plazos moderados, de menos de seis meses con cuotas de menos del 10 % del salario mensual (con intereses razonables).

Si sigue estos tres criterios tendrá lo mejor de ambos mundos: comprará por medio de deudas sanas, y podrá ver verdaderos beneficios económicos del día sin IVA.

Comparte en redes: