Compitiendo sin grandes avances

El Consejo Privado de Competitividad muestra que en los últimos cuatro años poco se ha progresado para ser más competitivos.

Según el Consejo Privado de Competitividad, los abundantes trámites del comercio exterior hacen menos competitivo el país. / Diana Sánchez - El Espectador

Aunque durante la presentación del más reciente Informe Nacional de Competitividad 2013-2014 —del Consejo Privado de Competitividad (CPC)— el presidente Juan Manuel Santos aseguró ante un grupo de empresarios que las metas planteadas durante los últimos tres años para poner a Colombia a tono para estar a la par con otras economías del mundo se han cumplido, el documento señala que los avances en este campo entre 2009 y 2013 no son muy grandes y que las deudas en áreas como educación, infraestructura, salud, innovación, transparencia y justicia aún son notables.

“Eso es lo que muestra el Indicador Global de Competitividad 2013-2014 del Foro Económico Mundial. En 2009 el país se ubicaba en el puesto 69 entre 133. Cuatro años después se encuentra en la misma posición entre 148 países”, explica el informe en su introducción, en la que plantea una agenda de competitividad que considera que Colombia debe enfocarse en renglones como calidad de la educación, construcción de los principales corredores logísticos, eficiencia de la justicia, flexibilización del mercado laboral y transformación del aparato productivo colombiano, partiendo de la eliminación de numerosos cuellos de botella.

Sin embargo, el presidente Santos dijo que en la Agenda Nacional de Competitividad —conformada por 109 prioridades— ya existen cerca de 60 acciones completadas y poco menos de 50 con retrasos. La hoja de ruta, que ahora estará concentrada en la Alta Consejería Presidencial para la Competitividad —entidad que estará al mando del economista Jaime Bueno—, según el mandatario tiene como puntos principales infraestructura, calidad de la educación, aplicación de la estrategia de ciencia y tecnología al sector empresarial y reducción de costos de producción y logística.

Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento y Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, opinó frente al informe del CPC que durante los últimos años se han visto avances como la creación de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la puesta en marcha de la cuarta generación de concesiones viales. “El país registra bien en comparativos internacionales relacionados con fundamentales de la economía como crecimiento, inflación y déficit fiscal”.

Pese a esto, cree que la corrupción continúa siendo la principal obstrucción para el desarrollo de los negocios. “Queda mucho por hacer en temas logísticos y de infraestructura. También en educación primaria, salud y justicia (tenemos un mal indicador de marco legal para resolver disputas. Estamos en el puesto 95 de 148 en el mundo)”.

Deudas de competitividad

Rosario Córdoba, presidenta del CPC, explicó que el panorama de la educación en Colombia es una de las barreras para lograr avanzar en competitividad, ya que en educación superior e incluso en la básica persisten las deficiencias. A esto se suman los problemas que tiene el sistema de salud —baja calidad en la atención y su controvertida sostenibilidad financiera— y la baja cobertura del sistema pensional.

El informe del CPC señala además que la elevada informalidad laboral (que ronda el 70%) y la falta de formalización son otras de las trabas para tener un país más fuerte para competir.

Junto a estos factores, indica el reporte, continúa pesando “el atraso en la implementación de proyectos de infraestructura. Por ejemplo, en el caso vial —uno de los más críticos— el Gobierno se propuso contar con más de 1.800 kilómetros de red vial pavimentada y a marzo 31 de 2013 el avance sólo era de 39,4%. También se propuso tener más de 840 kilómetros nuevos de doble calzada en operación a través de concesiones y, para el mismo momento, el avance era apenas del 38,7%”.

[email protected]

@hector_sandoval

últimas noticias

La distorsión del microcrédito