Confirman sanción contra Tecnoquímicas, Familia y Kimberly por acordar el precio de los pañales

La Superintendencia le impuso multas por más de $200.000 millones a las tres empresas recalcando que tienen en su ADN el comportamiento de cartelización.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) confirmó este martes la millonaria sanción que tendrán que pagar las empresas protagonistas del negocio de los pañales: unos $200.000 millones. La razón: que sus más altos directivos tomaron la decisión de acordar precios por más de una década -entre el año 2001 y el 2012-, obligando a que los consumidores colombianos tuvieran que pagar una porción más alta del valor real de cada producto. (Lea: El cartel que se enriquecía subiendo el precio de los pañales) 

El asunto fue así: la SIC, en agosto de 2014, formuló pliego de cargos a cinco compañías acusadas de presunta cartelización empresarial (Tecnoquímicas, Familia, Kimberly, Tecnosur y Drypers), porque varios representantes de dichas marcas “acordaban las condiciones de implementación del cartel, así como el seguimiento, control y verificación de los acuerdos previamente celebrados”. (Lea: ¿Cómo inició el cartel de los pañales?)

El proceso de recopilación de pruebas se consolidó y con 700 correos electrónicos además de declaraciones de algunos de los vinculados, entonces con la argumentación de la Delegatura para la Protección de la Competencia, el pasado 16 de mayo se le recomendó al superintendente de Industria, Pablo Felipe Robledo, que sancionara a tres de ellas: Tecnoquímicas, Familia y Kimberly. Las otras dos quedaban por fuera porque Tecnosur es una fábrica de pañales y no participa en el mercado donde estaba el cartel, que era la venta. Y Drypers, porque hizo parte del acuerdo en el año 2005 y 2006, pero su investigación caducó tras no encontrar pruebas de su participación después de esa fecha. (Lea: Las pruebas que dejan al cartel de los pañales al descubierto)

Por eso, este martes Robledo, acogiendo las recomendaciones de su delegado, y además del Consejo Asesor de Competencia, decidió sancionar a Tecnoquímicas con una multa de casi $69.000 millones. A Familia con otros $69.000 millones y a Kimberly también con $69.000 millones. Pero, hay un pero en esta historia. Resulta que Kimberly fue el delator y por aportar todas las pruebas suficientes, se salvó de pagar la multa y recibió un beneficio del 100%. A Familia se le otorgó un beneficio del 50% porque alcanzó a aportar algunas pistas mientras que a Tecnoquímica sí le toca pagar todo porque no dijo nada. Al final, detalla la SIC, la imposición de la multa supera los $200.000 millones, pero efectivos deberán recibir los $69.000 de Tecnoquímicas y los $34.500 millones de Familia. Ah, más lo que deben pagar las personas naturales vinculadas al caso.

Robledo fue claro y enfático en que después de dos años de investigación, se pudo concluir que estas empresas tienen en su ADN un comportamiento de cartelización liderado al más alto nivel. Lo dijo porque por el lado de Tecnoquímicas, su dueño y presidente Francisco José Barberi Ospina, destacó, tenía conocimiento y dio su aprobación a dicha conformación del cartel. También el entonces gerente de Familia, Darío Rey Mora y por el lado de Kimberly, Felipe José Alvira Escovar, su presidente hasta 2012.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Comenzó el Smart City Business en Medellín