Congelados fondos de mercados monetarios

Los más grandes de este negocio, JPMorgan Chase, Black Rock y Goldman Sachs fueron los encargados de hacer el anuncio, que no busca otra cosa que proteger los retornos de los inversionistas grandes y tradicionales.

JPMorgan Chase, Black Rock y Goldman Sachs han restringido el acceso a algunos de los fondos de los mercados monetarios luego de que el Banco Central Europeo (BCE) redujera las tasas de interés a niveles históricamente bajos. Las maniobras colocan de relieve la lucha para lograr retornos en un ambiente de tasas de interés ultrabajas. El jueves el BCE redujo la tasa de interés de referencia a un nivel récord de 0,75%, desde 1%, y la tasa de depósitos bajó de 0,25 a 0%. Los administradores de fondos advirtieron que las tasas estaban llegando a territorio negativo.

JPMorgan, el proveedor más grande de fondos de mercado monetario, le dijo a los clientes: “El recorte en la tasa de fondos de depósitos a cero ciertamente llevará las ofertas de efectivo en instrumentos de corto plazo a territorio negativo, así que hemos tomado el paso necesario para restringir suscripciones y cambios en los fondos para proteger a los inversionistas actuales y no se diluyan sus retornos”.

“Esto obviamente es algo importante”, aseguró John Donohue, el jefe de la oficina de inversiones de liquidez global para JPMorgan Asset Management. “Lo más significativo no es que hayan reducido la tasa base, es que redujeron la tasa de depósitos de 25 puntos base a 0”.

Añadió que antes de las decisiones del jueves los bancos estaban tomando dinero prestado de los fondos de mercado y colocando el dinero como depósitos en el BCE.

“Esto estaba creando una oferta que de otra manera no habría existido —realmente no necesitaban el dinero—, pero de hecho era bueno para los fondos monetarios porque proveía oferta en un momento en el que ésta desapareció luego de las reducciones a la calificación de los bancos y la crisis de la Eurozona”, agregó.

Black Rock aseveró que estaba restringiendo el acceso a dos fondos a la luz de la maniobra realizada por el BCE. Goldman, por su parte, dijo que estaba cerrando temporalmente un fondo para nuevos inversionistas, y les dijo a los clientes que “en la actualidad no es viable para nuestros administradores de portafolios desplegar capital sin diluir de forma sustancial los retornos para los actuales inversionistas, pues las nuevas entradas tendrían que ser invertidas en títulos de valor emitidos a retornos extremadamente bajos o negativos”.

Las tres compañías manifestaron que no había ningún tipo de restricciones sobre las redenciones que deben recibir los clientes actuales. “Consideramos que es la decisión correcta porque ayuda a prevenir que se diluyan aún más los retornos, y esto es lo que mejor protege los intereses de nuestros clientes”, señaló JPMorgan sobre el tema de las restricciones.

Desde que el BCE aumentó la liquidez de los bancos con su operación de refinanciamiento a largo plazo, los bancos han dependido menos de las emisiones a corto plazo de papel. Los administradores de fondos han notado que, a pesar de que la inyección de liquidez estabilizó al sistema bancario, también redujo la oferta de deuda en la que pudieran invertir los mercados monetarios.