Congreso aprueba Reforma Tributaria para tapar hueco de $12,5 billones en 2015

La iniciativa salva los subsidios energéticos para los estratos de menores ingresos que valen $1,5 billones.

 Acogiendo el texto del proyecto de la Reforma Tributaria aprobado en la plenaria del Senado, la Cámara en pleno, con algunos reparos de la oposición, decidió avalar la iniciativa que ahora pasa a sanción presidencial para entrar en vigencia el primero de enero de 2015.

La Reforma le permitirá al Gobierno recaudar 53 billones de pesos para los siguientes cuatro años: $12.5 billones para 2015; $13 billones para un año despues, $13,5 billones para 2017 y $14 billones para 2018.

La iniciativa llegó al Congreso con 23 artículos, y en las comisiones económicas conjuntas fue engordada a 59 para salir de las plenarias un abultado proyecto de 72 artículos.

La Reforma mantiene el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) con una tarifa de cuatro por mil hasta 2018, para iniciar su desmonte gradual a partir de 2019. Ordena además que el noveno punto de la tasa del CREE, aprobado por el Congreso para el periodo 2013-2015, se vuelva permanente y a partir de 2016 se destine al cumplimiento de objetivos de educación superior y atención integral a la primera infancia.

Del Impuesto a la Riqueza para quienes posean patrimonios de deudas superiores a 1.000 millones de pesos. Para las personas jurídicas el impuesto se desmontará gradualmente y desaparecerá en 2018.

Establece una sobretasa al CREE que va aumentando gradualmente desde 2015 hasta 2018 (5%, 6%, 8% y 9%) para quienes tengan utilidades superiores a 800 millones de pesos. De esta forma, busca un equilibrio entre los gravámenes a la riqueza y a las utilidades, sin afectar a la clase media ni a las pyme, señaló el ministro de Hacienda.

El Impuesto a la Riqueza recaería sobre 52 mil personas naturales (0,1% de la población) y 32 mil empresas (9% de las sociedades que pagan impuesto de renta). La sobretasa al CREE cobijaría a cerca de 7 mil empresas (2,9% de los contribuyentes de este impuesto) y se aplicaría únicamente a la parte de las utilidades que exceda 800 millones de pesos, explicó Cárdenas.

Se crea un impuesto complementario del 10% a la riqueza para los contribuyentes que declaren en 2015 sus activos omitidos tanto en Colombia como en el exterior. Pero el gobierno fracasó en la propuesta de aprobar cárcel para los evasores.

El proyecto aprobó la eliminación de la devolución de dos puntos de IVA por compras con tarjeta débito o crédito. Esta figura, creada hace una década y que el año pasado significó devoluciones que no superaron en promedio los 35.000 pesos por cuentahabiente, cumplió su cometido en términos de profundización financiera en Colombia, dijo el ministro de Hacienda.

Además, la recientemente aprobada Ley de Inclusión Financiera ofrecerá medios de pago digitales a bajo costo a millones de colombianos. La eliminación de esta devolución permitirá a la DIAN concentrar todos sus esfuerzos en la lucha contra la evasión.

la Reforma ordena la creación de una comisión que haga un examen juicioso del régimen tributario colombiano para que revise, entre otras, a las entidades sin ánimo de lucro, el régimen de IVA y de impuestos territoriales y los beneficios tributarios existentes. La comisión entregará al Ejecutivo una hoja de ruta sobre las reformas necesarias para volver el sistema tributario más equitativo y eficiente.

El ministro de Hacienda presentará periódicamente los avances y resultados de este estudio a las Comisiones Económicas Conjuntas del Congreso de la República.

De los 12,5 billones de pesos que se espera recaudar con la Reforma, 8 billones de pesos darían continuidad al recaudo existente y 4,5 billones de pesos se generarían a través de nuevos tributos, cerrando las necesidades de financiamiento para los próximos años. Esta estrategia de financiamiento también involucra un importante esfuerzo por parte de la DIAN para incrementar el recaudo en 11,5 billones de pesos adicionales en 2015, de los cuales 6,5 billones de pesos deben provenir del crecimiento de la actividad económica y los restantes 5 billones de pesos de la lucha de la DIAN contra la evasión.

Este esfuerzo de la DIAN continuará más allá del próximo año. Para el periodo 2015-2018, la lucha contra la evasión deberá traer a las arcas del Estado no menos de 20 billones de pesos de ingresos adicionales.

La Reforma mantiene los subsidios energéticos para los estratos de menores ingresos que cuestan 1,5 billones de pesos anuales.
La Reforma Tributaria aprobada se convierte en la primera de la segunda administración del presidente Santos, y será sancionada por el mandatario antes de que finalice 2014 para que entre en vigencia un año después.

Temas relacionados

 

últimas noticias