“Conquistemos al consumidor estadounidense”

Fue el llamado de la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, a los productores. Propuso que en las entidades del Estado se exija café 100% colombiano.

Cafe Colombia

En el año 2000, el 10,2% de las exportaciones de café en el mundo eran de café colombiano. En el 2012, ese porcentaje cayó al 6,3%. Vietnam, en cambio, supo aprovechar el momento para pasar de un 12,9% de las exportaciones a comienzos de siglo, a un 22,5% en sólo 12 años. Ante esto, la invitación de la ministra de comercio, Cecilia Álvarez-Correa, a los cafeteros durante su encuentro nacional número 80 en Bogotá fue a “reconquistar los mercados internacionales con los cafés especiales”.

Álvarez-Correa hizo un llamado para aprovechar los tratados que Colombia ha suscrito, entre esos el más reciente con Corea, lo cual le puede dar ventaja sobre otras economías que no tienen acuerdo con el país asiático, como Honduras o Brasil. “La escasez de la producción en Brasil no será permanente ni podemos centrar nuestras metas en un dólar alto”, dijo.

La ministra afirmó a los cafeteros que hay grandes oportunidades para el sector en Estados Unidos. Es un mercado que se puede conquistar con los cafés de valor agregado, “ellos valoran mucho los empaques ecológicos y biodegradables”. Álvarez-Correa agregó que desde su cartera, la política irá enfocada a promover las exportaciones, a potenciar las regiones y las empresas.

“Trabajemos para que las entidades del Estado exijan que los oferentes provean café 100% colombiano o 100% regional”, propuso. Convocó a hacer un sondeo para determinar el nivel de consumo de café en las distintas entidades públicas del país, así como el tipo de café que están adquiriendo para atender su propia demanda. “Hagamos una campaña para incentivar el consumo del café que sea 100% colombiano en esas entidades de todo el territorio nacional”.

A las palabras de la ministra para el que sector se renueve ante consumidores más globales y sofisticados, el presidente del LXXX Congreso Nacional de Cafeteros, Iván Arango, respondió que “más que una invitación es una obligación”.