¿Construcción bajará el ritmo?

La reducción de 26% que sufrieron las licencias de edificaciones produciría un efecto negativo en la segunda parte de 2015. Las obras civiles podrían compensar los efectos el próximo año.

El crecimiento que ha demostrado el sector de la construcción ha sido producto de las políticas de vivienda gratuita del Gobierno. / Archivo

Una de las principales herramientas que el Gobierno ha utilizado para calmar el nerviosismo que hay en torno a la caída de más de 50% que ha sufrido el precio del petróleo desde julio de 2014, es que la construcción es el sector que está liderando la economía colombiana.

Es un argumento válido, porque en efecto la construcción en Colombia, con una variación anual de 12,7% en el tercer trimestre de 2014, fue el sector que más creció en el último reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), explicado por el incremento de edificaciones en 14% y por obras de ingeniería en 11%.

Sin embargo, hay indicios que advierten que las dinámicas del sector estrella en Colombia estarían moderándose. El DANE indicó que las licencias de construcción de edificaciones cayeron 26% en noviembre frente el mismo mes de 2013, como resultado de la reducción de 27% en el componente de vivienda principalmente. Pero también es relevante que los permisos de oficinas bajaron 69%, porque este rubro es actualmente el segundo de mayor licenciamiento en el país.

Producto de esto “se podría apreciar una reducción en el crecimiento de la construcción durante el segundo semestre de 2015. La terminación del programa del Gobierno de 100 mil viviendas, al igual que las restricciones del suelo disponible para construir, estarían moderando el crecimiento de este componente. Se espera que las obras civiles sean el rubro que reactive el dinamismo de esta actividad económica en 2016”, explicó Esteban González, analista de Alianza Valores.

Por su parte David García, analista de la Titularizadora Colombiana, indicó que “determinar en cuánto tiempo se podrían comenzar a apreciar los efectos de la caída de las licencias de edificaciones en el sector de construcción en general, es complicado. Depende en gran medida del ritmo de ejecución de los proyectos de vivienda que piensa desarrollar el Gobierno”.

Es claro que el fuerte crecimiento que ha sufrido el sector de la construcción se explica en gran parte por las políticas sociales del Gobierno. En los últimos 12 meses la Vivienda de Interés Social (VIS) representó más del 55% de las unidades vendidas en todo el territorio nacional. Además, las Viviendas de Interés Prioritario (VIP) abarcaron el 15% del total de hogares comercializados en diciembre de 2014.

En este momento hay un efecto mixto en la oferta de viviendas en el país. Las VIS siguen manteniendo un crecimiento importante, pues según cifras de Galería Inmobiliaria, crecieron 40% en el último semestre. Pero sobresale que las VIP cayeran 76% en el mismo período (casas hechas pero que no se han vendido).

Por otro lado, los hogares que no son de interés social (No VIS), de un costo entre los 200 y los 600 millones de pesos, presentaron un incremento de 6,4% en la segunda parte de 2014. Sin embargo, las edificaciones con destino habitacional No VIS entre los 80 y los 200 millones de pesos cayeron 16% en el mismo período.

“En términos relativos, la demanda de vivienda presenta una leve contracción. A pesar de que existan datos que muestren que hay un incremento de alrededor de 4%, es un impulso generado principalmente por las VIS. Por el lado de la No VIS, que es el segmento de mayor valor, la caída de 5% en las ventas sugiere una contracción. Lo cual determina el efecto real de todo este rubro”, afirmó García.

 

[email protected]