Construcción: eje central de la estrategia económica PIPE 2.0

El gremio considera que la puesta en marcha del PIPE 2.0 es un acierto para impulsar la productividad y el empleo.

La actividad edificadora está en la capacidad de responder a políticas de estímulo económico, dice Camacol.Archivo

Es una estrategia oportuna en medio de la actual coyuntura económica y las perspectivas de mediano plazo. dijo la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) al conocer el nuevo Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo (PIPE 2.0), revelado por el gobierno del presidente Santos.

“Las acciones presentadas en términos de inversión pública y el mejoramiento para la operación del aparato productivo nacional vislumbran un panorama positivo para los empresarios, debido a que impactan áreas estratégicas como la construcción”, dijo la presidente del gremio, Sandra Forero Ramírez.

En un comunicado de prensa destacó que los anuncios hechos por el presidente Santos, para estimular la adquisición de vivienda en la clase media, con 40.000 a 50.000 cupos de subsidio a la tasa de interés, tendrán efectos positivos sobre el valor agregado del sector, impulsando la inversión de la clase media del país.

“El esfuerzo fiscal que hace el gobierno para seguir impulsando el acceso a la vivienda, debe responder a las expectativas del mercado en este segmento, reduciendo el costo financiero en las cuotas del crédito hipotecario”, dijo Sandra Forero.

En materia de oferta, cabe destacar que en la versión pasada del estímulo a este segmento de vivienda, los empresarios dieron una respuesta rápida en el lanzamiento de proyectos y en la producción de las viviendas, precisa el informe de Camacol.

Frente al aumento de 30.000 subsidios integrales para la adquisición de vivienda a través del programa Mi Casa Ya, que se suman a los 100.000 anunciados en marzo del presente año, afirmó que contribuirán a mantener el dinamismo del sector y generar oportunidades para que más familias tengan acceso a la vivienda.

El gremio de la construcción indicó que recibe con optimismo lo señalado por el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao, respecto de los beneficios que traerá el Pipe 2.0 para la creación de cerca de 85.000 nuevos empleos directos y 250.000 indirectos, en una actividad que tiene un efecto tractor sobre otros 27 sectores de la economía, jalonando una demanda de cemento, acero, plástico, y otros insumos, por valor de 10 billones de pesos aproximadamente.

Recuerda el gremio que el plan incluye 5 billones de pesos de inversión en infraestructura educativa que se traducen en la construcción de cerca de 31.000 aulas en 1.500 colegios del país, durante los próximos cuatro años, lo que dará un impulso mayor a la actividad edificadora.

“Estas nuevas medidas tomadas por el Gobierno dan cuenta de que la actividad edificadora está en la capacidad de responder a políticas de estímulo económico como el Pipe 2.0, producto de su capacidad para generar valor agregado, articular la cadena productiva de insumos y ser un generador permanente de puestos de trabajo”, puntualizó la presidente de Camacol.

Temas relacionados

 

últimas noticias