Constructores consideran que es el momento para bajar déficit habitacional

Se requiere que Colombia sea una nación de propietarios y no de arrendatarios, dice constructor.

Carlos Mantilla, gerente de constructora Ambientti.
Carlos Mantilla, gerente de constructora Ambientti.

Ante las mayores posibilidades que tienen los colombianos para adquirir vivienda por la decisión del Gobierno de subsidiar las tasas de interés, los constructores del país no dudan en calificar este momento como histórico.

En este escenario, el gerente de la constructora Ambientti, Carlos Mantilla, sostiene que “Colombia vive un momento histórico en facilidades de adquisición de vivienda para todos los estratos. Nunca antes el país había contado con un nivel de capacidad de compra de sus habitantes como el que se presenta ahora”.

A las políticas gubernamentales se le han sumado otros esfuerzos para lograr incentivar la demanda de vivienda logrando resultados muy interesantes, medidas como el Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria (FRECH) y la baja de tasas en general han logrado elevar la capacidad de compra de los colombianos.

Para nosotros los constructores los subsidios a la tasa tiene un impacto muy positivo pues amplía la demanda de vivienda en el rango de precios que estipula el Gobierno", dijo Mantilla al destacar la reactivación del mercado pues con tasas del 7%, los hogares tienen cuotas mensuales hasta con un 30% menos de lo que estaban acostumbrados a pagar.

A juicio del gerente de la constructora Ambientti “estamos hablando que para un inmueble que pagaba una cuota de $1.600.000 hoy con este subsidio puede pagar $1.120.000. Esto es un incentivo de gran impacto para las finanzas familiares de millones de hogares colombianos. Para los constructores es aumentar su mercado y lograr mejores ritmos de venta”.

El empresario descartó la presencia de una burbuja inmobiliaria, como se ha venido rumorando. Consideró que “cuando se habla de burbuja inmobiliaria se está ignorando este momento. El país vive sus mejores años en cuanto a adquisición de vivienda se refiere".

Sobre la situación que vive la capital del país respecto a los proyectos de vivienda, el gerente de Ambientti asegura que el caso de Bogotá es el más relevante en las cifras del país, pues según las estadísticas de la Galería Inmobiliaria, la ciudad representa junto con sus municipios aledaños aproximadamente el 51%  del mercado.

Recordó que entre enero y abril de 2013, Bogotá y sus municipios aledaños ha vendido aproximadamente 17.413 unidades frente a 34.341 en el resto del país.

Estamos hablando entonces de la mitad del mercado inmobiliario nacional, mercado que se encuentra en la actual administración en el limbo por el elevado costo de la tierra y por la incertidumbre en cuanto a la normatividad. Bogotá está en deuda en su planificación para la generación de tierras y la normatividad que permita aprovechar el momento histórico que viven los hogares para acceder a tener casa propia”, dijo Mantilla.

Considera que si se supera el problema de Bogotá, "los constructores vamos a poder mejorar la oferta de vivienda de todos los estratos y así suplir una demanda dinámica que viene presentando números históricos para el país".

Por último advierte que si la administración de Bogotá decide implementar por decreto el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), el precio del suelo en Bogotá se dispararía hasta un 50%.
 

Temas relacionados