"Consumidores colombianos tendrán más opciones"

Nicole Lamb-Hale, del Departamento de Comercio de EE.UU., habló de oportunidades que se abren con la aprobación del TLC.

Su trabajo desde 2009, cuando fue nominada al cargo por el presidente Obama, y confirmada por unanimidad en el Senado, es ayudarles a las industrias manufactureras y de servicios a fortalecer su posición competitiva en el mercado internacional.

Por eso, el acceso del 99% de los productos con cero aranceles a Colombia es un sueño convertido en realidad. Sobre todo después de ver cómo bajo el Atpdea —preferencias arancelarias dadas al país por la lucha contra el narcotráfico—, los productos colombianos entraban a su país sin aranceles desde 1991.

Nicole Lamb-Hale, subsecretaria para manufactura y servicios del Departamento de Comercio de Estados Unidos, le dijo a El Espectador que se ha nivelado el campo de juego, lo que beneficiará a dos economías que son complementarias. Y está convencida de que los consumidores colombianos tendrán mayores opciones con la puesta en marcha del tratado.

¿Cómo reciben en el Departamento de Comercio la aprobación del TLC?

Estamos muy emocionados de que el Congreso haya aprobado el acuerdo esta semana. Esperamos que el presidente firme el tratado en muy poco tiempo y podamos empezar a cosechar los beneficios mutuos para las dos economías.

Hay muchas tarifas y barreras a exportaciones de EE.UU. que se reducen a cero y eso va a expandir el crecimiento del comercio en US$1.100 millones, según nuestros cálculos. Para el sector de la manufactura y de servicios hay muchas oportunidades. Particularmente en exportaciones industriales, como los metales, maquinaria pesada, equipos de transporte, infraestructura, automóviles y partes, materiales de construcción, productos de papel y bienes para consumidores.

Creo que los beneficios son mutuos, porque nuestras economías son muy complementarias. Por ejemplo, Colombia es un gran importador de granos y un exportador de frutas tropicales. O en el sector de textiles, EE.UU. exporta algodón que en Colombia es convertido en ropa que se exporta de vuelta con un valor agregado. Esto acercará a nuestros países y robustecerá las relaciones comerciales.

En términos de servicios, ¿cómo se van a beneficiar los consumidores colombianos?

En el área de servicios Colombia aceptó cambiar medidas que impedían a profesionales estadounidenses trabajar en empresas colombianas. Esto liberará áreas de servicios como la televisión por cable y la gerencia de portafolios financieros.

Estos son algunos ejemplos que permitirán a los consumidores colombianos cosechar los beneficios de unas fuentes expandidas de proveedores de servicios. Al final del día, lo que esto significa para los consumidores es que tendrán más opciones.

¿Con el TLC Colombia podrá avanzar en el área de ciencia y tecnología?

Creo que sí, y lo digo porque en la eliminación de restricciones en el mercado habrá un toma y dame, particularmente en el sector de servicios, donde había un capital intelectual que estaba represado. Ahora se puede compartir entre los dos países, con mercados abiertos. Nuestra experiencia es que hay mejoras sustanciales en la innovación.

Habrá más empleo

Lamb-Hale reiteró que las empresas estadounidenses tienen notables posibilidades para incrementar el volumen de exportaciones desde que se ponga en marcha el tratado. Asimismo, confió en que la entrada en vigencia del mismo generará una gran creación de empleo en Estados Unidos.

Del lado colombiano, el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP) estimó que en los próximos cinco años se generen en Colombia 500.000 nuevos puestos de trabajo en diferentes sectores de la economía.

En relación con la implementación del tratado, la subsecretaria estadounidense contó que en este momento se están planeando misiones comerciales para este año fiscal, aunque aún no están definidas las fechas. “Puedo asegurar que como resultado del paso del TLC, Colombia será un mercado al que le daremos una atención prioritaria, en términos de mover recursos del Gobierno para apoyar a las empresas que quieren hacer negocios con su país”.

Al respecto, el embajador de EE.UU. en Colombia, Peter McKinley, confía en que el proceso de implementación del acuerdo comercial quede listo el próximo año.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El hombre que inventa juguetes con discapacidad