Contraloría advierte que Reforma Tributaria es insuficiente

El cumplimiento de las metas de déficit fiscal obligaría a un recorte en la inversión, advierte la contraloría General.

La reforma tributaria que entrará en vigencia el primero de enero de 2015 es posible que no alcance a cubrir la brecha presupuestal y por el contrario se podrían ampliar las necesidades de financiamiento, advirtió la contraloría General de la República.

En un informe revelado este martes consideró que si el Gobierno tiene la pretensión de cumplir con las metas de déficit fiscal en los próximos años, se vería abocado a realizar un recorte en la inversión.

“La reforma tributaria planteada reviviría tributos que estaban próximos a su desmonte y con ello lograría mantener esa fuente de ingresos, pero bajo las condiciones actuales estos no podrían ser suficientes para balancear el presupuesto de 2015 ni la proyección del Marco de Gasto para 2016, en la medida que se continúe con la incertidumbre que genera el comportamiento actual de las variables macroeconómicas y la inflexibilidad del gasto”, dice la entidad de control de las finanzas públicas.

Sostiene la contraloría que “teniendo en cuenta el comportamiento reciente de las variables macro, especialmente los bajos precios del petróleo, y la inflexibilidad del gasto, es posible que aunque se apruebe esta reforma tributaria la brecha presupuestal no se alcance a cubrir, y por el contrario se puedan ampliar las necesidades de financiamiento”.

Explica el informe que con la caída de las cotizaciones internacionales del petróleo en los últimos meses de este año, el promedio anual estaría cercano a los 92 dólares por barril al cierre de año, lo cual está por debajo del promedio que se tenía previsto en las cuentas del gobierno en esta vigencia de 97 dólares y podría afectar los años 2015 y 2016 si el precio no recupera los niveles cercanos a 100 dólares por barril, pues impactaría la dinámica de los ingresos del gobierno a través de un menor recaudo tributario y una menor distribución de utilidades de Ecopetrol.

La dinámica de los ingresos ya no sería como la contemplada en el Marco Fiscal de Mediano Plazo con tasas de 7,6% y 8,1% anual para 2015 y 2016, sino que se reduciría alrededor de 5,7% y 3%, debido a una caída de la renta petrolera cercana de 2 billones de pesos para 2015 y de 11 billones de pesos en 2016, según estimaciones de la Contraloría.

Insiste el estudio sobre las finanzas públicas que es poco el margen de maniobra del Gobierno para reducir el servicio de la deuda y el gasto de funcionamiento. Este último ha tenido una tendencia de crecimiento promedio anual de 12,2% en los últimos 4 años, determinada especialmente por las pensiones, las transferencias como el Sistema General de Participaciones (SGP), los recursos para atender el paro de la Rama Judicial de 2012, el aumento del pie de fuerza y la reestructuración de la Fiscalía.

Advierte la contraloría que “si el Gobierno pretendiera cumplir con las metas de déficit fiscal en los próximos años, como pareciese ya haberlo contemplado en el nuevo Plan de Desarrollo, se vería abocado a realizar un recorte sobre una de las variables que es más flexible, como lo es la inversión, y así volver a equilibrar la brecha que se ha abierto entre unos gastos que se mantienen y unos ingresos que van a la baja”.

La actual reforma tributaria aprobada en el Congreso no contempla recursos para cubrir las obligaciones adicionales que se derivarían de un eventual proceso de paz. 

Para la Contraloría, más allá de la financiación del gasto corriente para los próximos años, es importante seguir insistiendo en una reforma tributaria estructural que cumpla con los objetivos de eficiencia, equidad y progresividad:

Una reforma que busque elevar el recaudo, disminuir la evasión, desarrollar un modelo impositivo equitativo que, por ejemplo, grave con las mismas tasas efectivas a contribuyentes similares, además de corregir la proliferación de privilegios como las exenciones, rentas exentas, deducciones y tasas preferenciales", dice el informe.