Correo oficial quiere modernizarse

La empresa 4-72 inaugura hoy su planta automatizada, que promete multiplicar por 10 la eficiencia. Asegura que el 95% de envíos llegará a tiempo y en buen estado. Requirió una inversión de $40.000 millones.

Las bandas pueden clasificar 4.000 paquetes y 7.000 documentos por hora. Antes eran 400 en promedio. / Cortesía

Hace más de tres años sólo cinco de cada diez envíos realizados a través del servicio postal nacional que nació luego de la liquidación de Adpostal y que hoy se conoce como 4-72 llegaban a tiempo y en buen estado. De 2008 a 2012 la compañía iba cuesta abajo con utilidades que no superaban los $4.600 millones.
Como en tantos otros casos de negocio, la única opción de 4-72 para no languidecer era innovar y empezar a mejorar los indicadores para estar al nivel de los otros jugadores de la industria postal, que en Colombia mueve $2 billones anuales.

Por eso se ha ido volcando hacia los servicios de comercio electrónico y las oportunidades que trae la era digital, con lo que en 2014 logró crecer 12% en ventas. La más reciente innovación será inaugurada hoy, en la sede principal de la compañía en las inmediaciones del aeropuerto El Dorado de Bogotá.

Se trata de 6.500 metros cuadrados en donde se invirtieron $40.000 millones en la instalación de unas bandas con tecnología holandesa para la clasificación de paquetes y de documentos. “Lo que hacíamos manualmente, vamos a hacerlo de manera automática”, explica Adriana Barragán, presidenta de 4-72.

Cuando se envía el documento o el paquete se le pega un sticker con un código de barras que es leído por el equipo al llegar a la central de tratamiento. Lo que los operarios clasificaban en dos o tres días, ahora lo va a clasificar una máquina en uno o dos.

La innovación pone de presente el terror que para muchos produce la automatización con la eliminación de la fuerza humana de trabajo. Al respecto, Barragán explica que la entrada y salida de personal depende de la temporada. “Tenemos empleos temporales que en ocasión de alguna temporada específica aumentan o disminuyen. Dependen del número de envíos, no de la máquina”.

En cuanto a la respuesta al usuario final, la presidenta del servicio postal asegura que 95% de los envíos llegarán a tiempo y en buen estado. Se espera que los cambios tengan impacto en la confianza del cliente y así poder pasar del 22% de participación que tienen en el mercado postal al 40% en 2018.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra