Crece la inversión petrolera

Proyecciones de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) apuntan a que los capitales destinados a exploración y explotación superen los US$4.000 millones este año. Para 2012 podrían pasar de los US$5.000 millones.

Los empresarios que creen que Colombia puede poner al límite su potencial para explorar y explotar hidrocarburos continúan llegando al país, según expertos del sector. Muestra de ello es la inversión extranjera registrada en esta área, que también se suma al incremento del interés y de los capitales volcados hacia la actividad minera.

El saliente director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Armando Zamora Reyes, confía en que la inversión extranjera destinada al sector de los hidrocarburos va a superar los US$4.000 millones al cierre de este año. Asimismo, considera que el país está en capacidad de alcanzar la producción de un millón de barriles de crudo diarios antes de finalizar 2011, aunque la proyección inicial del Gobierno era alcanzar los 920.000 barriles este año y lograr producir 1’150.000 barriles por día en 2014.

“Estamos ya en los últimos 50.000 barriles, pero a veces el invierno no deja. Estamos rompiendo ese ‘techo de cristal’, porque cuando hay huelgas, bloqueos e invierno, la producción se para”, dijo Zamora.

Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo, manifestó que de la inversión extranjera directa total (US$9.610 millones al corte del pasado 26 de agosto), el 84,2% (US$8.089 millones) corresponde a capitales que han sido destinados a exploración y explotación de hidrocarburos y minería en diferentes regiones del país.

De acuerdo con el balance de esta cartera, esta cifra de inversión en el sector minero energético al corte de agosto de 2011 es superior en 51,9% a la registrada durante el mismo mes del año pasado. “En 2010 este sector representaba el 83,8% del monto total de inversión extranjera directa”.

Hasta el momento en el que Zamora presentó su dimisión, la ANH dejó firmados 302 contratos de exploración y producción. También, otros 89 acuerdos de exploración técnica. El exdirector recordó que hasta la fecha se han registrado 137 hallazgos de hidrocarburos y aseguró que las reservas de crudo en Colombia “han venido creciendo paulatinamente”, para situarse actualmente en 2.000 millones de barriles.

En materia de contratos de exploración y explotación de hidrocarburos, el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, proyectó que al final del gobierno Santos se hayan suscrito 205 nuevos pactos. Asimismo, estimó que a esa fecha se haya logrado perforar 570 pozos exploratorios. Otra meta del jefe de la cartera es que en tres años las refinerías del país estén procesando 165.000 barriles de crudo por día.

Después de la Ronda Colombia 2010 —en la que se suscribieron 68 contratos de exploración y explotación— vendrán más rondas en nuevas áreas, dijo Zamora. “Viene la apertura de un área muy compleja que son los hidrocarburos no convencionales. Estamos hablando de shell gas, shell oil y gas metano asociado al carbón”. Dijo que esta etapa, que se hará después de alcanzar el millón de barriles, será compleja.

Si este tipo de proyectos no convencionales se hace realidad, de la mano con la continuación en la exploración y explotación de crudo, la inversión extranjera para 2012 en hidrocarburos, de acuerdo con Zamora, puede superar la barrera de los US$5.000 millones. Agregó que “el año entrante comienza a materializarse todo lo de la Ronda 2010. Además, todas las semanas están viniendo las empresas y el interés es altísimo. Hay que cuidar el ambiente, porque eso no está dado ahí para siempre”.

En opinión de Germán Corredor Avella, director del Observatorio Colombiano de Energía de la Universidad Nacional, los altos precios del petróleo en la actualidad son un aliciente que ampara el boom inversionista en el sector petrolero. “Colombia sigue creciendo en su producción. El interés por venir a buscar es creciente. Estamos cerca del millón de barriles”.

Agregó que las áreas de hidrocarburos no convencionales que pueden explorarse y explotarse en Colombia tienen un futuro promisorio, aunque no se sabe qué tan cercano, que depende de la disponibilidad de más tecnología.

 

últimas noticias