Crece preocupación por caída de los ingresos petroleros

Anif recomendó al Gobierno “ponerse unas antiparras para dejar de ser miope” y ver la realidad de la caída de producción petrolera.

Minhacienda/ Emilio Aparicio Rodríguez

Honda preocupación expresó el Gobierno por la caída de los ingresos del sector minero energético que tiene su origen en los ataques a la infraestructura petrolera y minera, provocando una revisión a la baja de la meta de la producción petrolera del país por debajo del millón de barriles prevista inicialmente.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que la renta petrolera del país proviene del impuesto que pagan las empresas del sector minero energético, el impuesto sobre la renta para la equidad (Cree) y los dividendos de Ecopetrol que recibe el Estado como accionista de la petrolera colombiana.

Estos ingresos son determinantes para “los escenarios fiscales en Colombia”, dijo el ministro Cárdenas. Los ingresos tuvieron un crecimiento importante en los primeros años de esta década y “está previsto que se vayan reduciendo a niveles inferiores al 2% cuando llegó a estar por encima del 3%”.

El descenso se debe principalmente a que el ritmo de crecimiento de la producción de petróleo se ha venido debilitando. Ese ritmo es “difícil de sostener hacia adelante”, dijo el funcionario.

El ministro considera que los costos de producción de petróleo están aumentando y, por consiguiente, los márgenes están disminuyendo. El ministro Cárdenas indicó que el primer reto que “deberíamos ponernos como sociedad es seguir aumentando esa renta petrolera, porque cada peso que se deje de recibir por esa renta es un peso más que tenemos que cobrar en impuestos”. 

El presidente de Anif, Sergio Clavijo, recomendó al Gobierno ponerse “unas antiparras para dejar de ser miope a cerca de lo que ya es una realidad en 2014 y es que está haciendo imposible, mantener el millón de barriles (de crudo) diarios”.

El panorama dibujado por Anif en materia energética indica que “todo apunta a que en el escenario optimista podríamos estar bordeando, no el millón de barriles, sino 900.000 barriles día y que en materia de carbón va a ser imposible llegar al cometido del Plan Nacional de Desarrollo de 120 millones de toneladas”.

Clavijo alertó sobre que “sí se hace el ejercicio de estos nuevos volúmenes reducidos en petróleo y en carbón, muy seguramente las necesidades fiscales de Colombia nos dan a la vuelta de cinco años, dos puntos (del PIB) de menor ingreso para el sector público por toda fuente: por regalías, por Ecopetrol y por menor tributación del sector”.

El presidente de Anif indicó que en los ejercicios del Gobierno se le cae la renta petrolera en un punto del PIB (producto interno bruto).

El ministro de Hacienda fue enfático: más renta petrolera son menos impuestos. Cárdenas dejó entrever que no está cerrada la puerta a un eventual incremento de tributos a la actividad petrolera en la administración Santos. "Yo diría que uno nunca puede decir que no se va a dar, que nunca va a ver nada porque en los temas de impuestos son dinámicos".

Recordó que para este año el pronóstico de producción de petróleo es estar cerca a los 980.000 barriles de petróleo promedio día, por debajo de la meta, "porque ha habido dificultades y ese es el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de asegurar que la producción se recupere en estos últimos meses del año".