Crecen casos exitosos en negocio de derechos fiduciarios

La inversión en finca raíz a través de derechos fiduciarios ha promovido el desarrollo de grandes proyectos.

Cortesía Oikos

Los derechos fiduciarios se han constituido en una alternativa confiable para invertir en proyectos de finca raíz con expectativa de renta y, al mismo tiempo, son una opción de financiación del proyecto en el proceso de construcción.

El éxito del negocio se basa en dos pilares: encontrar nuevos nichos de mercado y contar con un operador o administrador del proyecto que obtenga sus beneficios económicos únicamente si genera utilidades para los inversionistas, dice informe de prensa del grupo Oikos.

El presidente de Oikos, Gabriel Díaz, destacó lo que ha evidenciado en el segmento de hoteles. El grupo empresarial ha marcado un hito en el sector de la hotelería desde 2012, cuando decidió desarrollar este segmento en la calle 80 de Bogotá.

“Marcas como Factory Inn dan un ejemplo de cómo innovar en un segmento que estaba abandonado por los hoteleros y que ahora cuentan con una alta demanda”, asegura Diaz del grupo empresarial.

El presidente de la junta directiva de Acción Fiduciaria, Pablo Trujillo, reconoce que el nivel de ocupación y de renta repartido a los inversionistas en el proyecto de Factory Inn, desde el inicio de su operación, ha sobre pasado las expectativas de lo ofrecido y de lo esperado por quienes invirtieron. La demanda ha generado agradables sorpresas, logrando en el último semestre de 2014 una ocupación promedio del 71,23% y una rentabilidad promedio en 2014 del 20.48% efectivo anual sobre la inversión realizada de los inversionistas.

“Nos enorgullece saber que nuestros compradores e inversionistas creen en nuestros proyectos innovadores. Este tipo de rentabilidades que se han entregado en Factory Inn son la mejor recompensa a su confianza”, dijo Gabriel Diaz.

Destaca que la clave ha sido el diferencial en el proyecto y su ubicación, además del operador hotelero. “Los operadores y marcas hoteleras que generan obligaciones de “fees” mensuales fijos no son tenidos en cuenta para nuestros hoteles, porque olvidan la importancia de darle a los inversionistas lo que están esperando”. El éxito del proyecto ha sido tal, que el Grupo Oikos desarrolla el Hotel Popart, en la zona industrial de Tocancipá, con excelentes estándares hoteleros y bajo la premisa de dar prioridad a la rentabilidad de los inversionistas.

Temas relacionados