¿Por qué crecerá tan poco la economía global?

Con las cartas en la mesa, lo economistas de la ONU le apuestan a un 2,7%. Para el 2018 proyectan un 2,9%.

Trump, nuevo presidente de Estados Unidos, genera una "particular incertidumbre". /AFP

Ya lo había dicho el Fondo Monetario Internacional esta semana: el crecimiento de la economía en el 2017 estará por el 3,4%. Ni lo subió, ni lo bajó. Lo mantuvo. Y, acto seguido, advirtió: América Latina a la baja con un 1,2 %, eso es 0,4 por debajo de lo previsto en octubre pasado. El sustento estuvo basado en una sencilla lectura que deja mucho sobre la mesa. La “particular incertidumbre” sobre las políticas del gobierno de Donald Trump. Y teniendo en cuenta la polarización que ha despertado entre los líderes mundiales el nuevo mandatario estadounidense, el FMI sí que tiene razón. Ya se vive una “particular incertidumbre”.

Y ahora, para seguir sumando en la bitácora de proyecciones, aparece la de los economistas de la ONU, quienes también se lanzaron son lo suyo. Desde Ginebra, consideraron que la economía global crecerá un 2,7% este año y un 2,9 % en 2018. Y tal cual como lo sentenciaron los del FMI, el resultado final dependerá de los riesgos vinculados al rumbo de las políticas monetarias y al entorno político marcado por el nuevo gobierno de Estados Unidos y, para completar, la materialización del brexit, que es la salida formal del Reino Unido de la Unión Europea.

De acuerdo con la información divulgada por la agencia EFE, tras conocer el informe de la ONU llamado Situación y perspectivas de la economía mundial, quedó claro que “el crecimiento moderado que se prevé para el periodo 2017-2018 es más una indicación de estabilización económica que la señal de una vuelta a un crecimiento fuerte y sostenido”. La declaración la hizo Alfredo Calcagno, jefe de la División de Políticas Macroeconómicas y Políticas de Desarrollo de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, UNCTAD, por sus siglas en inglés.

Concluye el documento que los países exportadores de materias primas experimentarán cierta recuperación gracias a la estabilización de los precios de esta gama de productos y a la reducción de las presiones inflacionistas. Y, agregó, que “los motores más importante para la economía serán los países en desarrollo y contarán por el 60 por ciento del crecimiento del producto global bruto este año”.

Se considera, además, que hay que tener en cuenta las decisiones de la Reserva Federal. "El momento de las subidas de los tipos de interés en Estados Unidos es otra incertidumbre, al igual que los intereses diferenciales entre economías desarrolladas, lo que aumenta el peligro de desencadenar un nuevo periodo de volatilidad financiera, de revertir los flujos de capital y de un ajuste abrupto de las tasas de interés”.

Temas relacionados

 

últimas noticias