Crecimiento de Occidente, amenazado

La caída de las reservas de moneda extranjera en los países emergentes limitaría la compra de deuda en Estados Unidos y Europa, uno de los motores de las economías de este lado del mundo.

En la foto, el edificio de la Reserva Federal de EE.UU., entidad que generaría un “apretón” en la economía afectando los préstamos que se hacen en dólares en los mercados emergentes. / Bloomberg
Las reservas en moneda extranjera de los mercados emergentes cayeron el año pasado por primera vez en las últimas dos décadas, al tiempo que las economías en desarrollo se hallaron presionadas por una debilidad en la competitividad, salidas de capital y preocupaciones en torno a la política monetaria de Estados Unidos.
Nueve de cada diez economistas de mercado encuestados por el Financial Times dijeron que los mercados emergentes han superado un periodo de “reservas en pico” y pueden seguir viendo cómo caen sus reservas en moneda extranjera durante los próximos meses.

Esta caída podría limitar la habilidad de las economías emergentes para seguir comprando deuda de Estados Unidos y de Europa, una tendencia que ha sido un motor para el crecimiento en occidente durante la última década.

“Hemos superado el pico de las reservas en moneda extranjera de los mercados emergentes”, dijo Marteen-Jan Bakkum, estratega senior de mercados emergentes en ING Investment Management. “El pico fue en junio del año pasado. Desde entonces hemos visto caídas en todos los países importantes de los mercados emergentes, aparte de México, India e Indonesia”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo ayer que las reservas totales en moneda extranjera en las economías emergentes y en desarrollo cayeron US$114.500 millones en 2014, de un año al siguiente, para llegar a US$7,75 billones. Es la primera caída anual desde que las series de datos del FMI comenzaron en 1995. En su pico, las reservas de los mercados emergentes llegaron a US$8,06 billones al final del segundo trimestre del año pasado.

Los datos recogidos por ING para las 15 principales economías emergentes indicó que el declive se aceleró en enero y febrero, cuando las reservas se contrajeron por US$229.700 millones.

El aumento en las reservas de los mercados emergentes, que al final de 2004 eran de US$1,7 billones, ha sido la base de la economía mundial durante una década. Buena parte del capital que los mercados emergentes absorbieron de los excedentes comerciales, las entradas de portafolios y la inversión directa, fue reciclada en los mercados de deuda de Estados Unidos y Europa, ayudando al crecimiento impulsado por la deuda en las economías desarrolladas.

La dinámica puede ahora estar revirtiéndose, según los economistas. “Si los mercados emergentes ya no acumulan reservas en moneda extranjera, el excedente de ahorros mundial puede ser más aparente que real”, dijo Frederic Neumann, economista de HSBC. El mundo va a “echar mucho de menos” el reciclaje de las reservas de los mercados emergentes cuando se apriete la política monetaria de Occidente”, añadió.

Los temores con respecto a un apretón en la política monetaria de Estados Unidos, en el ambiente de un dólar fuerte, también motivó a que quienes piden prestado en los mercados emergentes reduzcan su exposición a los préstamos en dólares.