Créditos rurales, al borde del retroceso

A líos del agro como la revaluación, se suma una baja del microcrédito para el campo. La falta de fondos del Gobierno, una de las razones.

ONG, cooperativas y fundaciones podrían facilitar el acceso a crédito en el campo. / Archivo
ONG, cooperativas y fundaciones podrían facilitar el acceso a crédito en el campo. / Archivo

Las cifras entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) pusieron en evidencia que la participación de la agricultura dentro del PIB colombiano en 2012 fue muy tímida, con un crecimiento del 2,6%.

Pese a lo anterior, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, consideró que se ha corregido el rumbo del indicador, que durante la administración de Álvaro Uribe estuvo en terreno negativo. Sin embargo, señaló que la revaluación y el invierno continúan siendo las mayores amenazas para el sector rural.

A estos factores se suma otra problemática: el microcrédito rural destinado a microempresas está mostrando señales de retroceso. María Clara Hoyos, presidenta ejecutiva de Asomicrofinanzas, explicó que la falta de fondos del Gobierno para las entidades dedicadas a facilitar recursos en las regiones más apartadas del país es una de las razones.

“Es vital que el Gobierno mire con claridad cómo llevará servicios crediticios a esas regiones, ya sea a través de ONG, fundaciones o cooperativas de ahorro y crédito, las cuales actualmente no cuentan con una fuente económica directa”, comentó, y señaló que se debe permitir que el microempresario apartado de las zonas donde no hay facilidad para acceder a recursos del Banco Agrario pueda tener otras alternativas de financiamiento.

“Las conversaciones de paz están focalizadas en este momento en procesos de restitución de tierras y negociaciones orientadas al agro, por lo que es vital activar inmediatamente las herramientas necesarias para que el sector se fortalezca”, aclaró.

Citó entonces el caso de $20.000 millones girados hace cuatro años desde el Ministerio de Hacienda al fondo para el financiamiento del sector agropecuario, para el programa Oportunidades Rurales, mediante el cual Finagro otorgó recursos a entidades ajenas al Banco Agrario, para financiar a través de microcréditos las necesidades de las personas dedicadas a actividades rurales en las regiones apartadas.

“Los plazos del acuerdo vencen en junio de 2013 y otros en 2014, por lo tanto, si el Ministerio de Agricultura no renueva este proyecto, las entidades que desembolsaron los recursos deberán devolver la totalidad del dinero que ya fue distribuido en diferentes regiones”, puntualizó Hoyos.