La CREG, ahora a regular líquidos

La nueva función de la Comisión no le permitirá fijar los precios de la gasolina. La tarea seguirá en manos del Ministerio de Minas y Energía.

El negocio de los combustibles líquidos tendrá un nuevo regulador.  / Gabriel Aponte
El negocio de los combustibles líquidos tendrá un nuevo regulador. / Gabriel Aponte

El proceso de transformación de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), para facilitar que los combustibles líquidos también sean regulados por la entidad, está retrasado por falta de recursos.

Sin embargo, el Gobierno se comprometió a buscar, en el menor tiempo posible, los dineros para que la entidad asuma esta tarea, ya que el presupuesto para funcionamiento e inversiones para este año es de sólo $18.000 millones.

Con los cambios en la CREG, el Estado deberá designar por lo menos tres comisionados y de personal técnico especializado en combustibles líquidos.

El director ejecutivo de la CREG, Germán Castro Ferreira, explicó que lo que hará la entidad será definir las metodologías para calcular el transporte y la distribución de los combustibles líquidos (gasolina y diésel), pero que la fijación de la tarifa seguirá en manos del Ministerio de Minas y Energía.

No obstante, expertos consideran que la nueva función de la entidad, sin duda, incidirá en la tarifa final de la gasolina y el diésel que fije el Gobierno a través del ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo.

La tarea de la CREG hoy es regular de manera técnica, transparente e independiente las empresas de energía y gas, con el fin de permitir el desarrollo de los sectores, controlar los monopolios e incentivar la competencia. Además, debe atender las necesidades de los usuarios, pero sin hacer vigilancia y control, tarea que le corresponde a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

Esta medida abre la posibilidad para que nuevos empresarios puedan entrar al negocio del transporte de los combustibles líquidos, con reglas de juego claras, y acabar con el monopolio que tiene Ecopetrol.

La decisión de adicionar esta función a la CREG obedeció a los problemas que surgieron con el alza de los combustibles cada mes. Por ello el Gobierno, los gremios y los empresarios pensaron en esta entidad, que hasta ahora ha realizado una tarea netamente técnica que ha permitido que tanto el sector de energía como el de gas hayan crecido. Por lo pronto, la entidad seguirá su proceso de reestructuración.