Critican herramienta de Microsoft por propiciar la vigilancia de trabajadores

Noticias destacadas de Economía

Esos informes permiten a los administradores de empresas acceder a datos sobre el rendimiento individual de cada trabajador usando las ‘apps’ de Microsoft 365, como la participación en chats grupales, el número de emails enviados o la colaboración en documentos compartidos.

Expertos y activistas han criticado la herramienta de informes de productividad de Microsoft, presentada en 2019, que permite obtener estadísticas individuales de los empleados, por considerar que propicia la vigilancia de los trabajadores en el entorno laboral.

Microsoft lanzó sus informes de productividad (Productivity Score, en inglés) el pasado año y llegaron a todos los usuarios profesionales de Microsoft 365 en octubre de 2020. Esta herramienta busca “dar visibilidad sobre cómo funciona la empresa”, según explicó Microsoft en un comunicado.

Estos informes permiten a los administradores de empresas acceder a datos sobre el rendimiento individual de cada trabajador usando las ‘apps’ de Microsoft 365, como la participación en chats grupales, el número de emails enviados o la colaboración en documentos compartidos.

Precisamente esta información individualizada ha sido cuestionada recientemente por expertos que valoran como “problemáticos” los informes de Microsoft, porque consideran que pueden conducir a “normalizar una vigilancia extensiva en el entorno laboral”, como denunció el investigador y activista austriaco Wolfie Christl en su cuenta de Twitter.

“Microsoft tiene el poder de definir estadísticas muy arbitrarias que tienen el potencial de afectar a las vidas diarias de millones de empleados e incluso determinar cómo funcionan las organizaciones”, dijo Christl.

Microsoft defendió originalmente que los informes de productividad “no son una herramienta de monitorización” y que “se centran en proporcionar información útil sobre las formas en que los equipos utilizan las herramientas para poder hacer mejoras o proporcionar formación para alcanzar la transformación digital”.

La compañía estadounidense destacó en un comunicado remitido a The Guardian que los informes de productividad son una “experiencia opcional”, ya que los administradores de las empresas pueden activarlas o desactivarlas, según lo deseen. No obstante, activistas como Christl han criticado que la función viene activada por defecto para todas las empresas.

Asimismo, Microsoft había defendido también que “para ayudar a mantener la privacidad y la confianza”, los datos de su herramienta están agregados en periodos de 28 días y que las empresas tienen la posibilidad de anonimizar o eliminar la información de cada trabajador.

“La información busca ayudar a las empresas para que potencien sus inversiones en tecnología al abordar problemas comunes como tiempos de carga largos, colaboración ineficiente en documentos o mala conectividad de la red”, aclaró Microsoft en el comunicado.

No obstante, otros expertos se han sumado a la hora de denunciar la herramienta de Microsoft, como es el caso del expiloto y empresario David Heinemeier Hansson, que ha calificado los informes como “el esquema de vigilancia en el lugar de trabajo más invasivo que se ha establecido hasta ahora”.

Comparte en redes: