Las críticas de Nueva York contra el fracking

El estado de EE.UU tomó la decisión de no permitir la extracción de crudo no convencional alegando riesgos de salud.

El estado de Nueva York prohibió este jueves la extracción de crudo no convencional por medio de la fracturación hidráulica, comúnmente conocido como fracking.

A pesar de que sus resultados no fueron concluyentes, un estudio que duró dos años, analizó los efectos en salud de las poblaciones cercanas a los yacimientos en los que se implementa esta técnica fue la base de la decisión.

Esto convierte a Nueva York en el segundo estado de Estados Unidos en prohibir esta práctica. Sin embargo, en este país ya existía un precedente sobre los riesgos de salud del fracking, pues la compañía Aruba Petroleum Inc. puede ser multada por US$2,9 millones por los daños a la salud de Lisa Parr, una mujer que reside en Texas.

El estudio indica que en las zonas en las que se ha implementado el fracking, los bebes recién nacidos tienen más riesgo de tener peso por debajo de lo normal y de padecer defectos congénitos del corazón y del tubo neural.

En entrevista con la BBC el comisionado de Salud del Estado, Howard A. Zucker, aseguró que esta práctica sería un potencial contaminador del agua y del aire.

"Si confiamos en los pocos datos disponibles al respecto, sería una negligencia de mi parte. No podemos darnos el lujo de cometer un error, los riesgos potenciales son demasiado grandes”.

Existen dos críticas grandes que se le hace al fracking:

Medioambiental

Durante el proceso de extracción hidráulica del fracking los diferentes aditivos químicos, y otros agregados como la arena, reducen las tasas de recuperación del agua, y hay algunas investigaciones que El Espectador consultó en las que encuentran que el 30% del agua es imposible de reutilizar, por lo cual se la debe volver a inyectar a la tierra.

Asimismo otra crítica relacionada con esto es que si los pozos petróleos en los que se aplica el fracking no son asegurados cuidadosamente, peligrosas cantidades de arsénico podrían ser liberados en los recursos hidrícos de la zona de los yacimientos.

Sismológico

El departamento sismológico de Estados Unidos ha encontrado este año que en las zonas en las que las aguas no reutilizables del fracking han sido inyectadas en la tierra, el número de sismos de grado 3,0 han aumentado drásticamente. 

 

[email protected]

Temas relacionados