Crudo barato no consigue impulsar crecimiento global, según FMI

Los economistas continúan esperando los efectos positivos del petróleo más barato.

Precios bajos del crudo no logran impulsar crecimiento mundial.Bloomberg News

Investigadores del Fondo Monetario Internacional dijeron que los beneficios del petróleo barato quizá no se materialicen hasta que repunte la demanda en la economía mundial y los bancos centrales en los países avanzados abandonen las tasas de interés cercanas a cero.

Pese a la caída significativa en los precios del petróleo desde junio de 2014, los economistas continúan esperando los efectos positivos del petróleo más barato. Si bien la principal razón por la que los precios cayeron ha sido un incremento de los suministros mundiales, un nuevo informe del FMI muestra que el año pasado la demanda interna fue más floja de lo pronosticado en los países exportadores de petróleo, al tiempo que no alcanzó las expectativas en importadores de petróleo como los Estados Unidos y Europa.

Los investigadores sostienen que en un entorno donde los precios del petróleo son bajos y los bancos centrales no pueden reducir más las tasas de interés oficiales, “la caída de la inflación derivada de los menores costes de producción eleva la tasa de interés real”, lo cual encarece el endeudamiento y sofoca la demanda, dijo el artículo.

A la inversa, cuando los precios del petróleo suben al tiempo que los bancos vacilan en elevar enérgicamente las tasas, es presumible que los precios sean “expansivos bajando la tasa de interés real”, señalaron los investigadores del FMI encabezados por el economista principal Maurice Obstfeld, refiriéndose a las tasas de interés ajustadas por inflación.

Si bien los consumidores están disfrutando de precios baratos para el combustible, la inflación baja persistente dificulta la tarea de los bancos centrales, según el informe del FMI.

“El episodio actual de precios del petróleo históricamente bajos podría activar una serie de dislocaciones –incluidas cesaciones de pagos corporativas y soberanas-, dislocaciones que pueden retroalimentar a los mercados financieros ya nerviosos”, escribieron los investigadores del fondo. “La posibilidad de bucles de retroalimentación tan negativos vuelve aún más urgente el apoyo a la demanda por parte de la comunidad mundial –además de una gama de reformas específicas estructurales y en el sector financiero a nivel de cada país”.

Temas relacionados