¿Cuánto cuesta el licor en Colombia?

El DANE publicó la tabla de precios de las bebidas alcohólicas para el 2017, con la cual se fijará la base gravable para los nuevos impuestos. Los cálculos de la entidad generaron tal discordia que funcionarios de EE.UU están revisando la lista de precios del vino.

El vino paga un impuesto de $150 por grado de alcohol. Bloomberg.

El 2017 será un año marcado por el alza en los precios: los productos que tengan tarifa plena del IVA pagarán desde este año 19 %, el precio de los arriendo subirá en 5,75 % y las multas de tránsito en 7 %. Y aunque no sean bienes de primera necesidad, lo otro que tocará el bolsillo de los colombianos es el encarecimiento de los licores. (Lea Confirmado, subirán los impuestos a licores)

En octubre de 2016 se aprobó la ley que cambia el estatuto tributario de las bebidas alcohólicas en Colombia: desde el primero de enero los licores pagarán un gravamen de $200 por grado de alcohol y un impuesto general de 25 % sobre el valor comercial. La excepción de la norma se da con el vino, que tiene una tarifa de $150 por grado de alcohol y un tributo de 20 % sobre el precio de la botella.

Aunque ya han pasado dos meses desde que el Congreso aprobó la ley, la polémica en el sector continúa. El foco de la discordia en este momento es la norma que ordena al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicar una tabla con los precios promedio certificados de cada bebida alcohólica, información con la cual se fijará la base gravable de los impuestos que se cobrarán a cada licor (los precios no incluyen impuesto al consumo). En esta lista sale, por ejemplo, que una botella de 750 mililitros de Aguardiente Antioqueño cuesta $19.118 y que un vino marca Marqués de Casa Concha Chardonnay vale en promedio $87.139.

Es la primera vez que el DANE pública una lista de precios de bebidas alcohólicas, por lo cual la tabla ha generado opiniones divididas. Para el senador del Centro Democrático Iván Duque, “esta metodología, al tratarse de un promedio, castiga a los comerciantes que venden sus licores a un precio bajo por aquellos que venden estos productos más caros. Lo otro que se debe tener en cuenta es que esta tabla no incorpora el efecto que tendrán los nuevos impuestos de la reforma, los cuales tienen serios errores contables que provocaron por ejemplo que el ron colombiano pague más impuestos que el importado”.

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Departamentos (Fededepartamentos), Amylkar Acosta, explicó: “La tabla que publicó el DANE refleja de alguna manera la información de precios de venta que los departamentos les suministramos sobre los licores nacionales e importados. Asimismo, la metodología que se emplea busca evitar el dumping, es decir, la reducción artificial del precio para bajar la base gravable y así pagar menos impuestos. Sin embargo, seguimos estudiando la tabla y este jueves nos reuniremos con los diferentes gremios licoreros para hacer nuestros comentarios sobre los precios fijados, y en caso de que veamos una anomalía, lo informaremos para pedir un ajuste”.

El vino es el sector en donde más está creciendo la polémica de la lista de precios y el pleito trascendió fronteras. El presidente de Asovinos, Nelson Izaciga, le contó a El Espectador que “seis funcionarios del Gobierno de Estados Unidos vinieron a Colombia y están reunidos en el DANE estudiando el efecto de la reforma a los licores sobre la industria vitivinícola y asimismo están analizando la tabla de precios. La lista agrava aún más el efecto de la nueva ley sobre nosotros, pues el cálculo se hizo de forma unilateral, no fuimos consultados cuando fijaron la base gravable”.

Izaciga también cuenta que “la nueva ley de licores constituye una clara violación a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pues le aplica una serie de tributos al vino, mientras que a la cerveza, una bebida similar, no se le cobran los mismo impuestos. Se trata de un trato discriminatorio sobre lo cual ya está citada una audiencia esta semana en la Unión Europea. No sabemos cuánto tendremos que subir el precio, pero trataremos de absorver la mayor parte para trasladerlo lo menor posible al consumidor”.

Dependiendo de lo que se discuta en la reunión de este jueves entre Fededepartamentos y las compañías licoreras, se sabrá si la polémica en torno a la lista de precios trasciende a los licores como el aguardiente y el ron. Sin embargo, en lo que respecta al vino, ya hay destellos de pleitos internacionales sobre esta ley, que espera aportar $300.000 millones de recaudo adicional a los departamentos colombianos.

 

Temas relacionados